menu horizontal
Botón que abre el buscador
Botón que enlaza al Calendario
Inicio > Arte > Cuenca > 

Breve historia del museo

1961

Se inicia el proceso final para la reconstrucción y restauración de las Casas Colgadas de Cuenca por el arquitecto municipal Francisco León Meler.

1962-1963

Fernando Zóbel busca un lugar en España para albergar su colección de arte español contemporáneo. Gustavo Torner, al que ha conocido en la Bienal de Venecia en 1962, le informa de la existencia de las Casas Colgadas en Cuenca.

1963

Zóbel dirige una carta al ayuntamiento de Cuenca en la que ofrece instalar su colección en las mencionadas Casas Colgadas (20 de agosto).

Se publica el pliego de condiciones del concurso para la cesión de parte de las Casas Colgadas como sede de un futuro museo (3 de octubre). Una parte del edificio es adjudicada, vía arrendamiento, a Zóbel (30 de diciembre).

1964

Un decreto de la alcaldía, presidida por Rodrigo Lozano de la Fuente, nombra el comité del futuro Museo de Arte Abstracto Español.

Zóbel promueve las primeras ediciones de obra gráfica, que después caracterizarán la actividad del museo.

1965

El ayuntamiento de Cuenca y Zóbel firman el contrato definitivo de cesión de las Casas Colgadas (24 de septiembre).

1966

Se inaugura oficialmente el museo (30 de junio). La colección inicial está compuesta por 266 obras de 87 artistas de la generación abstracta española de los años cincuenta, parte de la cual se muestra en rotación en los espacios inicialmente destinados a salas de exposición.

Se editan el primer cartel y el primer catálogo del museo (con fotografías de Fernando Nuño y texto y diseño de Fernando Zóbel) y se inicia la intensa actividad editorial que continúa hasta la actualidad.

Alfred H. Barr, fundador y primer director del Museum of Modern Art de Nueva York visita el museo (25 de diciembre) y es nombrado conservador honorario.

1978

Se inaugura la primera ampliación del museo (26 de octubre). Se triplica el espacio inicial abriéndose al público la biblioteca, especializada en arte contemporáneo internacional y con una significativa colección hemerográfica, de arte oriental y de poesía y ensayo que había sido reunida por Zóbel. Se incorpora a la colección un importante número de obras de la siguiente generación de artistas abstractos, la de los años setenta, continuadora en parte de los postulados estéticos de la generación anterior. Se amplían los espacios destinados a archivo y depósito de obras y, en el exterior, se incorpora a la fachada una portada renacentista procedente de un antiguo palacio de la localidad conquense de Villarejo de la Peñuela.

1980

El Ministerio de Cultura concede la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes al Museo de Arte Abstracto Español.

Zóbel dona a la Fundación Juan March toda su colección de pintura, escultura, dibujo y obra gráfica, su biblioteca personal, sus diarios y un conjunto con más de ciento treinta cuadernos de apuntes.

1981

La Fundación Juan March acepta en acto oficial la donación de la colección de Fernando Zóbel (5 de junio).

1982

Se celebran las primeras exposiciones temporales organizadas por la Fundación Juan March en Cuenca que, por falta de espacio, tendrán lugar fuera del museo.

1984

Zóbel fallece en Roma (2 de junio). Se inaugura en la sede de la Fundación Juan March, en Madrid, la exposición Fernando Zóbel que itinera por diversas ciudades españolas, entre ellas Cuenca.

1991

El Museo de Arte Abstracto Español recibe la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha.

La Fundación Juan March edita una carpeta conmemorativa del xxv aniversario del museo con serigrafías de Luis Feito, José Guerrero, Antonio Lorenzo, Manuel Hernández Mompó, Manuel Rivera, Gerardo Rueda y Gustavo Torner.

1994

Se realizan obras de remodelación para reconvertir los espacios del museo dedicados a archivo, biblioteca y depósito de obras en una sala destinada a exposiciones temporales, que se inaugura con la muestra Fernando Zóbel. Río Júcar.

1996

La Fundación Juan March edita una carpeta conmemorativa del xxx aniversario del museo con obras de Eduardo Chillida, Pablo Palazuelo, Antonio Saura y Antoni Tàpies.

1999

Se restaura el artesonado de una de las salas góticas del museo –la que fuera capilla del canónigo Gonzalo González de Cañamares– bajo la dirección de Luis Priego, profesor de la Universidad Complutense de Madrid.

Se reestructuran algunos espacios de la planta alta del edificio que se destinan al taller del programa educativo del museo, que da comienzo ese año.

2000-2005

La Fundación Juan March impulsa la organización de exposiciones temporales, que permiten ofrecer en el museo, además de muestras de artistas representados en la colección, otras de artistas internacionales, dedicadas a las principales figuras y tendencias de la modernidad.

Se desarrolla el programa educativo, destinado a públicos diversos, a través de propuestas didácticas elaboradas en torno a las obras de la colección y también a las de las exposiciones temporales. Se organizan cursos y ciclos de conferencias relacionados con la historia del arte y con las tendencias que configuran el panorama artístico actual, en colaboración y en los espacios de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Castilla-La Mancha.

2006

El museo celebra entre junio y septiembre sus primeros cuarenta años reuniendo a muchos de los artistas del museo y con la exposición La ciudad abstracta. 1966: el nacimiento del Museo de Arte Abstracto Español, para la que se publica un extenso libro-catálogo con el mismo título.

La Fundación Juan March edita una carpeta conmemorativa de obra gráfica con obras de Alejandro Corujeira, Pelayo Ortega, Alberto Reguera y Daniel Verbis.

Da comienzo un plan director de restauración y conservación de las obras de la colección expuestas en el museo, que concluye seis años después con todas ellas en perfecto estado de conservación.

2009

La Fundación Juan March homenajea a Zóbel en el xxv aniversario de su muerte exponiendo la totalidad de sus cuadernos de apuntes y restaurando todas las obras de su autoría en la colección de la Fundación.

2016

Se cumple el L aniversario de la apertura del Museo de Arte Abstracto Español.

La Fundación Juan March hace libre el acceso al museo de todos los visitantes. Con ocasión de la cesión por el ayuntamiento de una sala de la parte del edificio ocupada hasta ahora por el Mesón Casas Colgadas, la Fundación Juan March amplía los espacios destinados a la exhibición permanente y temporal de su colección lo que ha permitido aumentar ligeramente el número de obras expuestas.

Se reforman, modernizan, reordenan y ganan para uso público espacios destinados a administración, entre ellos algunos de los que conservan restos históricos de la fábrica original del siglo xv, y que ya habían sido utilizados para exponer obras de arte en 1966.

Se dedica un espacio amplio al taller pedagógico, adecuado a la creciente demanda de la comunidad educativa. Se dota a los espacios para exposiciones temporales de las condiciones óptimas para la conservación de las obras y el museo recupera espacios polivalentes destinados a su biblioteca de investigación, a la biblioteca personal legada por Fernando Zóbel y al archivo histórico del museo. Se recuperan otros ámbitos de uso diverso para sus actividades y sus colecciones de obra gráfica y libros de artista.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha concede a la Fundación Juan March la placa al mérito cultural de la región.

Fundación Juan March
Contactar
Castelló, 77 – 28006 MADRID
+34 91 435 42 40
http://www.march.es