Legalizado el Partido Comunista de España     
 
 Ya.    10/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

LEGALIZADO EL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA

En los estatutos del Partido, el fiscal del Reino no ha encontrado base fáctica ni jurídica que determine de

modo directo la incriminación del PCE en las formas de asociación ilícita * Tampoco la Sala IV del

Supremo dedujo en su momento oportuno el tanto de culpa correspondiente * La presunción de ilicitud

penal surgida en vía administrativa queda así desprovista de fundamento como causa determinante de la

no inscripción del PCE en el Registro de Asociaciones Políticas

El Partido Comunista de España ha sido legalizado y con fecha de ayer quedó inscrito en el Registro de

Asociaciones Políticas del Ministerio de la Gobernación. Así fue hecho público a primeras horas de la

noche de ayer, sábado, con vacaciones generalizadas y día, en principio, poco esperado para que la

presentida legalización se produjera. Ayer tarde, los fiscales generales, convocados por el fiscal del

Reino, señor Gómez Zapatero, informaron que del examen de la solicitud de inscripción del PCE no se

desprendía presunción de ilicitud penal, y así lo comunicaba una nota del Ministerio de la Gobernación

dada a conocer a primeras horas de la noche.

Según esta nota, el fiscal del Reino, oída y de conformidad con la Junta de Fiscales Generales, ha

señalado que de la documentación presentada no se desprende ningún dato, ni contiene ninguna

manifestación, que determine de modo directo la incriminación del PCE en cualquiera de las formas de

asociación ilícita que define y castiga el artículo 172 del Código Penal en su reciente redacción.

La noticia corrió rápidamente por Madrid y por toda España. Dirigentes y militantes del PCE se dieron

cita en la sede del Partido. Santiago Carrillo se encontraba en París, donde ha ido a visitar a un hermano

suyo, gravemente enfermo. Por otra parte, la presidente del Partido, Dolores Ibarruri, reside, como se

sabe, en Moscú, y no le fue comunicado de inmediato la noticia, ya que por la diferencia de horario con la

capital soviética se hallaba descansando y, dada su avanzada edad, no se la quiso molestar.

 

< Volver