Impresiones pesimistas sobre su legalización. 
 Ya hay dictamen del supremo sobre el Partido Comunista     
 
 Informaciones.    30/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

IMPRESIONES PESIMISTAS SOBRE SU LEGALIZACIÓN

Ya hay dictamen del Supremo sobre el Partido Comunista

MADRID, 30 (INFORMACIONES).

La Sala Cuarta del Tribunal Supremo ha emitido su dictamen respecto a la legalización del Partido

Comunista de España y del Partido Carlista. Las otras dos agrupaciones políticas que figuraban en el

orden del día, Liga Comunista Revolucionaria y Asociación Democrática de la Mujer, serán dictaminadas

en una próxima sesión, debido al ritmo de trabajo, que ha llevado a la Sala Cuarta a ocuparse solamente

de los dos partidos mencionados en la reunión, que comenzó a las once m de la mañana y ha concluido a

la una menos cuarto.

Al término de la reunión de los magistrados de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo, y aunque no es

posible obtener en este momento una confirmación precisa, las impresiones eran pesimistas respecto a la

legalización del Partido Comunista. En círculos jurídicos próximo al Tribunal se ha destacado como

significativo el hecho de que hoy mismo se produjera una nueva sustitución en la persona del magistrado

don Paulino Martín por el señor Vidal, cambio que es interpretado como un reforzamiento de la línea no

favorable a la legalización del P. C. E.

Para mañana está prevista la vista del Partido del Trabajo, Movimiento Comunista, Organización

Revolucionaria de Trabajadores y Partido Socialista Unificado de Cataluña.

El secretario de actas de la Sala ha manifestado que el dictamen emitido hoy por los magistrados se hará

público con seguridad después de Semana Santa.

La composición de la Sala estaba integrada por los señores Medina Valmaseda, como presidente, y los

magistrados Ponce de León, Gordillo, Fernández Tejedor, y el señor Vidal, en sustitución de don Paulino

Martín, que no ha asistido a la reunión, como inicialmente estaba previsto.

Abogados y representantes de los partidos políticos sobre los cuales habría de fallar sentencia

permanecieron junto a un nutrido grupo de periodistas, aguardando en las inmediaciones de la sala donde

tenía lugar la reunión.

 

< Volver