Autor: Ríos, Ricardo. 
 Don Federico Villagrán. 
 Amplio movimiento de solidaridad     
 
 Informaciones.    04/04/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

DON FEDERICO VILLAGRAN AMPLIO MOVIMIENTO DE SOLIDARIDAD

SEVILLA, 4. (INFORMACIONES, por Ricardo Ríos.)

NUEVAS muestras de preocupación y de protesta por la detención de don Federico

Villagrán, director de «El Correo de Andalucía», se registraron ayer en esta

ciudad, al tiempo que siguen llegando a la Dirección del rotativo sevillano

testimonios de adhesión de las Asociaciones de la Prensa de Bilbao, Badajoz v

Orense; de Comisión de Defensa Profesional de la Asociación madrileña;

semanarios «Cambio 16» y «Sábado Gráfico»; diarios «La Región», «La Provincia»,

INFORMACIONES, «El Adelantado», «Sol de España»; el ex director general de

Cultura Popular don Ricardo de la Cierva; ex director de «El Correo de

Andalucía» don Jose María Javierre, etc.

También se ha divulgado una carta de los profesores y alumnos del Centro de

Estudios Teológicos de Sevilla, solídarizándose con el señor Villagrán.

Mediada la tarde, varios centenares de estudiantes y también algunos obreros se

concentraron en la plaza de la Virgen de los Reyes, ante el palacio arzobispal,

en pleno centro de Sevilla, con el objeto de entregar al cardenal don José María

Bueno Monreal un escrito, al que seguían varios pliegos de miles de firmas, en

el que se pedía que la primera autoridad eclesiástica se interesara por la

puesta en libertad Inmediata del periodista. Una comisión compuesta por cuatro

personas subió a las oficinas arzobispales, donde dialogó con el cardenal.

Posteriormente, el doctor Bueno Monreal bajó al patio del palacio, donde

conversó con los manifestantes, a quienes expresó su deseo de que el asunto se

solucionara cuanto antes, al tiempo que les comunicó su Intención personal de

seguir vivamente interesado por el futuro del señor Villagran.

Por la mañana como ya adelantáramos en nuestra edición de ayer, el presidente de

la Junta directiva de la Asociación de la Prensa de Sevilla y varios miembros de

la misma estuvieron en la Prisión Provincial, con el objeto de solicitar

autorización para visitar al señor Villagrán. Los periodistas fueron recibidos

por el director de la cárcel, quien argumentó que al estar el detenido «en el

periodo sanitario» que establece el Reglamento de Prisiones, no podía recibir

visitas. La entrevista se desarrolló dentro de un tenso clima, según ha

manifestado a este corresponsal uno de los directivos de la Asociación

sevillana.

TELEGRAMA DE DON LEÓN HERRERA

Por otra parte, la Redacción de «El Correo» ha recibido un telegrama armado» por

el ministro de Información y Turismo, cuyo texto es el siguiente:

«Acuso recibo a su telegrama de hoy en el que me dan cuenta de la detención del

director de ese diario, de cuyo hecho ya estaba informado. Lamento muchísimo las

circunstancias que han determinado tal situación, esperando comprendan la

imposibilidad de Intervenir en un asunto que está sometido a la Jurisdicción de

los Tribunales de Justicia. Atentamente, León Herrera.»

A la vez, el presidente de la Asociación de la Prensa sevillana envió al

ministro de Información el siguiente telegrama :

«Reunida la Junta directiva de la Asociación de la Prensa de Sevilla e

interpretando el sentimiento general de todos sus socios, acordó prestar toda la

asistencia necesaria a nuestro compañero don Federico Villagrán, director de "El

Correo de Andalucía" y gestionar cerca de las autoridades competentes su más

pronta líbertad. En razón a dicho acuerdo, nos dirigimos respetuosamente a su

dignísima autoridad, a fin de qué Interceda cerca de quien corresponda para

obtener la liberación del referido compañero.

Respetuosamente le saluda Celestino Fernández Ortiz, presidente de la

Asociación dé la Prensa.»

(EDITORIAL DE «EL CORREO DE ANDALUCÍA).

En su edición de hoy, en primera página, «El Correo» publica un editorial bajo

el titulo «Esta profesión nuestra...», y en el que, tras referirse a las muchas

muestras de adhesión recibidas, en especial a la del cardenal arzobispo de

Sevilla dice textualmente:

«Por todo esto, en un paréntesis de la callada serenidad que las circunstancias

nos aconsejan, hemos decidido poner aquí, en nuestra primera página, la voz bien

medida, que se aleja del cuchicheo coma del grito, para dar las gracias a todos

los muchos que, al expresar su dolorida compenetración con Federico Villagrán,

nos obliga desde ahora y para siempre a extremar nuestra entrega en esos

trabajosos caminos del bien común donde sólo pueden alcanzar los aciertos y las

equivocaciones quienes lo andan en su entusiasmo diario.»

Y termina:

«Esperemos, pues, que pase pronto esta pesadilla, sin que las estipulaciones de

la pesadumbre nos lleven, aunque de modo involuntario, al incremento superfluo

de las repercusiones. Lo único que deseamos en esta nueva madrugada durante la

penúltima y precipitada hora del cierre, es tener con nosotros pronto ya a

nuestro director, para hacerle entrega del emocionante montón de cartas y

telegramas, mientras le decimos, sin más: Fíjate de qué modo- te ha crecido la

familia.»

 

< Volver