Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Prensa. Señor Pedrol Ruis, en Barcelona. 
 La Ley de Prensa e Imprenta no debe convertirse en una trampa     
 
 Informaciones.    22/05/1975.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

SEÑOR PEDROL RIUS, EN BARCELONA:

«La ley de Prensa e Imprenta no debe convertirse en una trampa»

Por Enrique SOPEÑA BARCELONA, 31.

LA ley de Prensa e Imprenta debe ser lo suficientemente clara para que no se

convierta en una trampa.

Creo que ha pasado el numeró necesario de años desde su promulgación para que

las cautelas 7 recelos con que se redactó desaparezcan y el profesional pueda

conocer la exacta frontera entre lo lícito y lo ilícito y deje de correr riesgos

injustificados.» Asi se expresó ayer el decano del Colegio de Abogados de

Madrid, don Antonio Pedrol Ríus, en su calidad de presidente del Consejo General

de la Abogacía Española. El señor Pedrol Rius se encuentra en Barcelona con

motivo de las sesiones del mencionado Consejo General, que se celebran en la

capital catalana. El presidente de los abogados españoles se reunió ayer al

mediodía con los periodistas y contestó a todas las preguntas que le fueron

formuladas.

El tema de la Prensa surgió porque está trabajando aquí la comisión creada por

el Consejo General que estudia la problemática en torno al secreto profesional

de los periodistas, por encargo de la Federación Nacional de Asociaciones de. la

Prensa. En la comisión participan, entre otros, el propio señor Pedrol Rius y el

decano del Colegio de Abogados de Barcelona, señor Casáis Colldecarrera. Según

manifestó éste, en un plazo de diez días estará elaborado el dictamen Jurídico

en torno al secreto profesional de los periodistas.

Antes de entrar en los problemas específicos de las reuniones del Consejo

General, el señor Pedrol abordó también, a preguntas de un informador, el tema

de las recientes declaraciones del señor Sánchez Covísa —publicadas en «Arriba»—

sobre los llamados «Guerrilleros de Cristo Rey». Concretamente se le pidió su

opinión sobre el hecho de que pueda hablarse en los periódicos acerca de

organizaciones consideradas de extrema derecha y no legales. «Sin entrar en el

tema concreto —puntualizó el señor Pedrol—, pues me faltan elementos de juicio;

para un jurista, hay un principio claro, que es el de la igualdad de trato ante

la ley.» Como se sabe, no puede hablarse en general de organizaciones políticas

no legales.

LIBERTAD PROFESIONAL

En cuanto a la cláusula de conciencia del periodista, el señor Pedrol Rius

sostuvo que no hay que modificar normas constitucionales para Introducir en la

práctica esta reivindicación periodística.

El decano de los abogados madrileños defendió la libertad en el ejercicio de su

profesión con estas palabras: «ET día que delemos de ser una profesión liberal

hay que quitar el rótulo y dejar de ser abogados. Frente, a la socialización, yo

estoy en el lado liberal. Soy creyente en la necesidad de la libertad del

abogado en la profesión. Si no existiera esta libertad" estaríamos delante de un

asesor, un técnico, pero no un abogado; no hablo ahora de la libertad

ideológica, que la doy por supuesta, sino de la libertad absoluta de escogéis

casos y de la no interferencia en las relaciones con el cliente. En todos los

países occidentales se refuerza el concepto de profesión liberal; el buen o mal

grado del estado de derecho se mide por la libertad del abogado.»

Finalmente trató la cuestión de las opciones políticas concretas de los

abogados. Afirmó que la política concreta ha de quedar fuera del Colegio y lejos

de los clientes. Un abogado, vino a decir, puede ser democristiano y defender a

un comunista. «Entre los 9.000 colegiados de Madrid están representadas todas

las tendencias políticas del país: desde la extrema derecha hasta la extrema

izquierda. La política la deben hacer los abogados en la calle. Al llegar al

Colegio deben olvidarla. Se dan casos de defender clientes no afines

politicamente. Si hay una profesión en la que este desdoblamiento es posible, es

ésta.»

CONCLUSIONES

Por otra parte, el Colegio de Abogados de Barcelona ha hecho pública una nota

dando cuenta de los temas debatidos en la sesión de ayer. La nota dice:

«El Consejo General de la Abogacía Española, en su sesión de ayer en Barcelona,

se ha ocupado, entre otros, de los siguientes asuntos:

1. Libertad de comunicación de los abogados con sus defendidos recluidos en

prisión.

2. Protección de la libertad de ejercicio profesional y defensa ante algunas

Magistraturas de Trabajo.

3. Examen de los problemas relativos a los abogados de empresa, con especial

atención a los letrados que prestan servicios en las compañías de seguros.

4. Examen de la ponencia en elaboración sobre el secreto profesional del

periodista.

5. Redacción del proyecto de Estatutos Generales de la Abogacía.

6. Estudio sobre atribución a la jurisdicción ordinaria de las causas de

separación conyugal.»

31 de mayo de 1975.

 

< Volver