Auto de procesamiento contra el director de El Correo de Andalucía  :   
 Rueda de Prensa de su defensor, don José María Ruiz Gallardón. 
 ABC.    03/04/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. JUEVES 3 DE ABRIL DE 1975.

AUTO DE PROCESAMIENTO CONTRA EL DIRECTOR DE "EL CORREO DE ANDALUCÍA"

Rueda de Prensa de su defensor, don José María Ruíz Gallardón.

Madrid. (De nuestra Redacción.) «Según mis noticias, no intervendrá la

jurisdicción militar en el caso de don Federico Villagrán, ni creo que de

momento sea trasladado a la prisión de Madrid», declaró ayer don José María Ruiz

Gallardón en el curso de una rueda de Prensa en la que presentó su punto de

vista acerca del caso que le ocupa.

Acerca de la intervención del Ministerio Fiscal acusando al señor Villagrán de

hallarse incurso en uno de los delitos tipificados en el articulo 127 del Código

Penal, dijo el señor Ruiz Gallardón que se podían señalar diversos extremos: «No

ha habido declaración de guerra, ni existe ningún tipo de noticias en orden a

posibles represalias o vejaciones a los españoles. Por otro lado, el hecho de

que el director de «El Correo de Andalucía» no sea un funcionario publico

disminuye la penalidad que sobre él podría recaer con la aplicación del articulo

127».

Señaló el señor Ruiz Gallardón que don Federico Villagrán se encuentra en este

momento detenido en la prisión provincial de Sevilla y se te ha notificado el

auto de procesamiento y prisión sin fiama. «Como creo en la justicia de los

Tribunales españoles —señalo más adelante—, entiendo que no será difícil

conseguir la libertad provisional de mi defendido, probablemente bajo fianza. A

juicio de esta defensa, la tipificación indiciaría más adecuada es la del

articulo 165 bis del Código Penal. Si se consiguiera esta nueva versión de la

calificación de los hechos, el señor Villagrán sería puesto en libertad

provisional.» El señor Ruiz Gallardón terminó diciendo que el recurso será

presentado hoy en el Juzgado de Guardia

El citado artículo dice: «Serán castigados con las penas de arresto mayor y

multa de 5.000 a 50.000 pesetas los que infringieren por medio de impresos las

limitaciones impuestas por las leyes a la libertad de expresión y al derecho de

difusión de información mediante la publicación de noticias falsas o

informaciones peligrosas para la moral o las buenas costumbres: contrarias a las

exigencias de la defensa nacional, de la seguridad del Estado y del

mantenimiento del orden público interior y de la paz exterior, o que ataquen a

los principios del Movimiento Nacional o a las Leyes Fundamentales, falten al

respeto debido a las instituciones y a las personas en la critica de la acción

política o la administrativa, o atenten contra la independencia de los

Tribunales.»

Cuando los hechos revistieren a juicio del Tribunal gravedad manifiesta, la pena

aplicable será la de prisión menor y multa de 10.000 a 100.000 pesetas.

TELEGRAMA DE LOS REDACTORES AL MINISTRO

Por otro lado, según informa Lagos, la Redacción de «El Correo de Andalucía» ha

enviado un telegrama al ministro de Información y Turismo en el que expresa «su

profunda consternación ante la detención y encarcelamiento» de su director, y

expresa su confianza en que «como titular del Departamento ministerial de

Información intervenga en favor de nuestro compañero, a fin de que pueda obtener

la inmediata libertad».

TELEGRAMA DE LA ASOCIACIÓN DE LA PRENSA DE BARCELONA

También la Junta directiva de la Asociación de la Prensa de Barcelona remitió

tin telegrama de apoyo a las gestiones realizadas por la Asociación de la Prensa

de Sevilla en torno al caso de la detención del director de «El Correo de

Andalucía», don Federico Villagrán, asi como a las que pueda realizar en el

futuro, informa Europa Press.

Por otra parte, según «El Correo Catalán», redactores de diversos periódicos

barceloneses remitieron telegramas al presidente de la Asociación de la Prensa

de Sevilla, en los que se hace constar su personal adhesión a las gestiones

encaminadas a su inmediata puesta en libertad, tanto por compañerismo

profesional como por defensa de la libertad de expresión.

 

< Volver