Orden Público. 
 Una conferencia sobre Picasso, no autorizada  :   
 El gobernador civil impone una sanción porque se repartieron invitaciones. 
 Informaciones.    05/02/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ORDEN PUBLICO

Una conferencia sobre Picasso, ño autorizada

EL GOBERNADOR CIVIL IMPONE UNA SANCIÓN PORQUE SE REPARTIERON INVITACIONES

MADRID, 5, (INFORMACIONES.) — El presidente del Círculo Lucentino, de Lucena,

Córdoba, decano del Colegio de Abogados de lacena, don Manuel González Astillar,

ha recurrido ante el ministro de la Gobernación, contra una sanción de 10.000

pesetas, impuesta por el. gobernador civil de la provincia de Córdoba.

El círculo Lucentino proyectó una conferencia con motivo del noventa,

aniversario de Picasso, con el titulo «La obra de Picasso», y que pronunciaría

don José García Aznar. Estaba previsto el acto para el pasado día 18 de

diciembre, sábado. Se solicitóla correspondiente autorización del gobernador

civil, al que remitió el guión de la conferencia. Dada la solvencia moral del

conferenciante y como el texto de la conferencia serla puramente artístico, el

presidente del Círculo confiaba que recibirla autorización, por lo que preparó

las Invitaciones. Sin embargo, la autorización se denegó. Y para comunicar la

suspensión de la conferencia, el presidente envió las tarjetas, pero con un

recuadro impreso que decía: (¿Denegado el permiso para su celebración por

disposición gubernativa».

El gobernador civil resolvió Imponer la citada multa de 10.000 pesetas al señor

González Aguilar en vista de que «portarte de esta entidad (se refiere al

Círculo Lucéntino) se han hecho, circular invitaciones al acto programado para

el 18 de diciembre pasado, en el que habría de pronunciar una conferencia don

José García Aznar sobre el te» ma «En el noventa aniversario de Picasso y su

obra», acto cuya celebración fue denegada por resolución de este Gobierno

Civil».

En el recurso de alzada interpuesto por el presidente del Círculo, Señor

González Águilar, se argumenta que las tarjetas llevaban el recuadro citado e

impreso. Y se repartieron, después del día 18 y exclusivamente a los socios. Ya

no eran, pues invitaciones a una conferencia, ni anuncio de ella, ni

convocatoria a la misma ni contenía noticias sobre el acto, sino que era

«sencillamente comunicar su suspensión» a los socios. La Junta directiva,

argumenta -el señor González Aguilar, estaba obligada a decir a los socios que

el acto se había suspendido, aunque fuese de modo tan lacónico como «por

disposición gubernativa». «¿ Es ello sancionablé?», se pregunta el señor

González Aguilar en su escrito de recurso Y hace constar que, al parecer, en la

provincia de Córdoba sí. pero no en otras, pues cita un caso ocurrido en

Barcelona y publicado en los periódicos, que no fue objeto de sanción

gubernativa alguna.

En consecuencia, el señor González Aguilar solicita en su recurso de alzada ante

el ministro de la Gobernación que se revoqué la resolución del gobernador civil

de Córdoba y quede sin efecto la multa impuesta.

 

< Volver