Recurso del señor Calvo Serer y Recurso del señor Calvo Serer y Madrid, diario de la noche, en el pleito con el señor Valls-Taberner y las sociedades SAF y FACES     
 
 ABC.    27/01/1972.  Página: 35. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

DE ENERO CE 1972. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 35.

RECURSO DEL SEÑOR CALVO SERER Y «MADRID», DIARIO DE LA NOCHEr EN EL PLEITO CON

EL SEÑOR VALLS - TABERNER Y LAS SOCIEDADES SÁF Y FACES.

Se celebró ante la Sala Primera del Tribunal Supremo y versó sobre la presunta

nulidad del laudo arbitral del señor García-Moncó.

Madrid. (De nuestra Redacción.) En un ambiente de gran interés y expectación y

con asistencia de numeroso público que llenaba totalmente el local, se ha

celebrado ayer, ante la Sala Primera del Tribunal Supremo, la vista del recurso

de nulidad interpuesto por don Rafael Calvo Serer y la entidad Madrid, Diario de

la Noche, S. A., contra el laudo de equidad dictado por don Faustino García -

Moncó, nombrado por aquéllos, y por don Luis Valls Taberner, Sociedad Anónima de

Fomento (S. A. F.) y Fomento de Actividades Culturales, Económicas y Sociales,

S. A. (F. A. C. E. S.).

Dichos señores y entidades otorgaron escritura pública notarial de compromiso,

por la que sometieron la controversia que entre ellos existía al arbitraje de

equidad de don Faustino García-Moncó acerca de la titularidad de un paquete de

acciones por valor de 16 millones de pesetas de la sociedad P. A. C. E. S.

La controversia está centrada en los siguientes términos: si la suscripción de

las acciones de F. A. C. E. S. efectuada por el señor Calvo Serer en 26 de

diciembre de 1966 fue realizada siguiendo Instrucciones del señor Valls Taberner

y con la obligación de acomodarse, como titular provisional, a las Indicaciones

que el señor Calvo fuera recibiendo del señor Valls o, por el contrario, aquél

hizo la suscripción por su cuenta, sin obligación de someterse a Indicación

alguna, como titular real de las acciones y sin más obligación que devolver el

dinero procedente de S. A. F.

Quien, conforme a la primera declaración solicitada, resultare titular de las

acciones en litigio deberá comprar las acciones representativas del capital de

F.A.C.E.S. que en el plazo de un año le ofrezcan en venta los restantes

accionistas. Madrid se obliga facilitar a F. A. C. E. S. la Información que

solicite respecto a la marcha de la empresa. Si el laudo se pronunciara por la

segunda alternativa, el señor Calvo devolverá la cantidad que adeudase a S. A.

F. o, en su defecto, pondrá a disposición del señor Valls los derechos que

tenga, presentes o futuros, sobre las acciones objeto del arbitraje.

El laudo arbitral emitido declara que no puede aceptarse íntegra y

exclusivamente ninguna de las alternativas. propuestas. Rechaza la primera de

las. dos alternativas, y en cuanto a la segunda, declara que el señor Calvo

suscribió las acciones por su cuenta sin obligación de someterse a ninguna

Indicación, pero no lo hizo con la sola obligación de devolver el dinero

procedente de S. A. F., sino que además asumió la de ofrecer posteriormente los

títulos por él suscritos y desembolsados en primer , término a los accionistas

de F .A. C. E. S., y en segundo, para las acciones que éstos no adquirieran, a

terceras personas. Esto supone la aceptación parcial y también la repulsa

parcial de la segunda alternativa.

El cumplimiento de las obligaciones asumidas por el señor Calvo, según estos

términos de la segunda alternativa, tal y como se acepta en el laudo, deberá

condicionarse al resultado de los procedimientos judiciales en curso sobre la

validez dé la suscripción de las acciones a que se refiere el arbitraje.

El recurso entablado contra este laudo solicita su nulidad, por haber resuelto

el arbitro puntos no sometidos a su decisión. Alega que contradice la voluntad

de las partes al no aceptar íntegra y exclusivamente una y otra de las

alternativas propuestas; al aceptar parcialmente la segunda alternativa, también

contradice la voluntad de los compromitentes al añadir a las otras obligaciones

a la única de pagar prevista por ellos; hay también exceso de jurisdicción en el

laudo, al Imponer a don Rafael Calvo, además de la obligación de devolver el

dinero procedente de S. A. F. la de ofrecer posteriormente los títulos por él

suscritos y desembolsados; finalmente, son también nulas—alega el recurso—todas

las consecuencias que se derivan de la obligación Impuesta al señor Calvo de

ofrecer esos títulos a los accionistas de F. A .C .E .S. y a terneras personas.

En defensa del recurso de nulidad y explayando verbalmente sus fundamentos

jurídicos que quedan anteriormente expuestos, en sustancia. Informó el letrado

don Antonio García-Trevijano y Forte, quien comenzó haciendo historia del

pleito, señalando que el 26 de diciembre de 1966, el señor Valls-Taberner

facilitó al señor Calvo Serer la suscripción de las acciones, y por considerarse

con derecho a poseer asimismo acciones, el 1 por 100 de los accionistas

litigaron contra dichos señores Valls y Calvo: el señor Valls-Taberner aspiraba

a la propiedad de los dos tercios de las acciones.

Como letrados recurridos Impugnaron el recurso, defendiendo, en consecuencia, la

validez del laudo arbitral del señor García-Moncó controvertido: los señores

Fernández Montes. Fernández Poyatos y Martínez Val. en defensa de los Intereses

de don Luis Valls-Taberner. Sociedad Anónima de Fomento (S. A. F.), y Fomento de

Actividades Culturales. Económicas y Sociales. S. A. (F. A. C. E. S.).

Terminados los Informes se declaro concluso y visto pará sentencia el recurso.

 

< Volver