El apoderado de Madrid no es un interlocutor admisible  :   
 El ministro de Información y turismo enumera las vicisitudes que han culminado en la ruptura de negociaciones. 
 ABC.    11/02/1972.  Página: 39. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

11 DE FEBRERO DE 1972. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 39.

EL APODERADO DE «MADRID» NO ES UN INTERLOCUTOR ADMISIBLE.

El ministró de Información y Turismo enumera las vicisitudes que han culminado

en la ruptura de negociaciones.

Tras el anuncio de la ruptura de las negociaciones llevadas a cabo durante las

diez últimas semanas al objeto de arbitrar una fórmula que permitiese la

reedición del diario «Madrid», el ministro de Información y Turismo, don Alfredo

Sánchez Bella, ha convocado a los medios informativos para darles cuenta

detallada y puntual de la serie de vicisitudes que la han provocado.

El señor Sánchez Bella se dirigió a los directores de periódicos de Madrid y

Barcelona, convocados en una reunión informativa relativa al asunto "Madrid",

sobre el que hizo una exposición exhaustiva, aportando todo tipo dé pruebas

documentales que acreditaron suficientemente tanto la buena voluntad de su

Ministerio y la Organización Sindical, como la actuación del apoderado de

"Madrid".

«LARGA PACIENCIA DEL MINISTERIO»

El ministro comenzó haciendo Historia de los intentos de solución arbitrados por

su Departamento antes de la cancelación registral de la empresa editora del

diario de 25 de noviembre. «Con larga paciencia este Ministerio agotó todas las

posibles fórmulas de conciliación, con el deseo de aclarar la situación

irregular de la empresa sin lesionar sus intereses y los de sus empicados»,

agregó el ministro.

«Sólo cuando fueron agotadas todas esas posibles fórmulas—agregó el señor

Sánchez Bella -- se hubo de proceder a la cancelación registral. Y aun así, en

la propia divulgación de la cancelación, el Ministerio hacía constar su postura

favorable a cualquier fórmula que, respetando la Ley, hiciera politica"Madrid"-

pudiera seguirse publico "El Ministro — siguió diciendo el señor Sánchez Bella—

cuidadosamente ni siquiera preparó formuda para la solución del conflicto,

precisamente para que no se pudiera pensar en que quería intervenir de alguna

forma en "Madrid". Lo que sí hizo fue, cuando empezaron los contactos entre la

Asociación de la Prensa, Sindicatos y el apoderado, procurar fomentarlos, e

incluso, ciertamente, yo di instrucciones de que se llegara a hacer de puente en

las negociaciones.

«NO ME ARREPIENTO»

«No me arrepiento de ello», insistió el señor Sánchez Bella.

"El apoderado de "Madrid"— agregó el ministro—terminó aceptando una solución

precisamente después de una de esas labores-puente : exactamente la propuesta de

contrato presentada por la Organización Sindical como lo demuestra el documenta

enviado por Antonio Castro Villacañas, presidente del Sindicato Nacional de

Prensa, Radio, Televisión y Publicidad, a Lucia del Álamo, presidente de la

Asociación de la Prensa."

«.Este mismo contrato es exactamente el firmado por el apoderado, con ligeras

modificaciones, como establecer que para la fijación de beneficios se nombraría

un experto por Lucio del Álamo y se fijaba un plazo de quince dios.»

Al conocer este dato, el secretario general de la Organización Sindical, señor

Martin Villa, había manifestado que e1 ponía por condición que el señor Del

Álamo se dirigiera al Presidente de censores del Tribunal de Cuentas para que

fuera éste quien designara al experto en cuestión, en beneficio siempre de una

mayor objetividad.

«Todo esto era anteayer—agregó el señor Sánchez Bella—. Y ayer ya saben ustedes

eme el apoderado de "Madrid" convocó una rueda de Prensa, en la que se produjo

de un modo absolutamente incomprensible e incalificable.

Tras esa rueda de Prensa—concluyó diciendo el ministro—ha quedado claro para

nosotros que su organizador no es un interlocutor admisible para seguir

negociando la reaparición del diario."—Cifra.

N. de la R.—Mañana publicaremos un comentario editorial al respecto.

 

< Volver