Preocupación marroquí ante la evolución del conflicto saharaui     
 
 El País.    08/10/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Preocupación marroquí ante la evolución del conflicto saharaui

D.P. Casablanca

Hoy es difícil hacer una valoración forzosamente relativa de las relaciones entre Rabat y Argel. Los

recientes mensajes intercambiados entre Hassan II y Bumedian, a raíz de los ataques argelinos —según

Rabat— contra la zona de Hassi Telensi, han sido calificados por algunos observadores políticos, y en

una primera lectura, de moderados.

Analizados con mayor profundidad sólo parece haberse introducido en ellos un nuevo factor, importante

desde luego: Hassan II y Bumedian han decidido recurrir al lenguaje diplomático cuando se dirigen

directamente el uno al otro. Sobre las cuestiones de fondo, cada cual mantiene con toda su intransigencia

sus posiciones de partida. Para Argel, el conflicto del Sahara es un asunto estrictamente marroquí-

polisario, y se ignora que Argelia también tiene una extensa frontera con Marruecos y que Tinduf es la

base del Polisario. Para Marruecos, todo se reduce a buscar una solución definitiva del problema

fronterizo con Argelia, y el Polisario sigue calificado con la terminología de bandas armadas y

mercenarias.

Argelia ratificó a través del mensaje de Bumedian que su postura con respecto al conflicto es meramente

de principios y que, por tanto, apoya la autodeterminación de los saharauis. Marruecos, a su vez, ha

reiterado que desea una solución política, pero añade que no cederá ni una pulgada y, naturalmente, que

se negociará su integridad territorial.

Los mensajes aludidos entre Hassan II y Bumedian tienen, no obstante, el mérito de admitir tácitamente

que, aunque los dos países reconocen que sólo una solución política es posible, ambos actúan en términos

de confrontación militar.

En las circunstancias presentes, en los medios oficiales marroquíes parece percibirse un cierto sentido de

preocupación ante una evolución del conflicto en la que, aparentemente, Marruecos va a ser invitado a

hacer concesiones.

Marruecos y Argelia, sin embargo, parecen haber aceptado la mediación decidida por la OUA del comité

de notables, que encabeza el presidente sudanés Gafar el Numeiri.

 

< Volver