Con vistas al pleno del Congreso. 
 Alianza Popular anticipa sus enmiendas a la Constitución     
 
 Informaciones.    27/06/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

CON VISTAS AL PLENO DEL CONGRESO

Alianza Popular anticipa sus enmiendas a la Constitución

PETICIONES

«REGIONES» EN VEZ DE «NACIONALIDADES»

ELIMINACIÓN DEL CONCEPTO DE DISOLUCIÓN DEL MATRIMONIO

LIMITACIÓN DEL DERECHO DE HUELGA

POSIBILIDAD DE UNA REGULACIÓN CONTRA EL ABORTO

MANTENNIMIENTO INDIRECTO DEL CONSEJO DEL REINO

FACULTADES EXTRAORDINARIAS PARA EL REY

DERECHO DE LOS PARTICULARES A LA DIRECCIÓN DE CENTROS DOCENTES

PREFERENCIA DE LA BANDERA ROJA Y GUALDA EN LOS ACTOS PÚBLICOS

MADRID, 27 (INFORMACIONES).

Los aspectos más destacables de las enmiendas presenta das por Alianza Popular al proyecto de

Constitución recientemente dictaminado por la Comisión correspondiente del Congreso, bajo la

presidencia de don Emilio Attard, son los siguientes:

La supresión de la palabra «nacionalidades», en beneficio del término «regiones»; la eliminación del

concepto de «disolución» como acompañante de la expresión «causas de separación» en la regulación de

la forma del matrimonio (no de «las formas», según el texto de la ponencia); la petición del referéndum

para el reconocimiento del divorcio; la limitación del derecho de huelga «por razones de seguridad

nacional, intereses o servicios esenciales de la comunidad»; el mantenimiento del texto de la ponencia

constitucional en lo que concierne a la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado; la

posibilidad de una regulación antiabortiva con la petición de la cláusula «todos tienen derecho a la vida y

a la integridad física» en lugar de «la persona, etc.» (con lo cual el término «todos» incluiría al

«nasciturus», es decir, al feto viable); la afirmación de que el Rey es «representante de la nación

española» complementando la expresión «Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia» ; la

consagración constitucional del «Conseja de la Corona» en cuanto supervivencia del «Consejo del

Reino»; el reforzamiento de los poderes del Monarca a través de unas «facultades extraordinarias... en

caso de que se interrumpa el funcionamiento regular de los poderes públicos constitucionales»; la

especificación de que las medidas planificadoras sólo serán vinculantes para el sector público y,

finalmente, la modificación del famoso artículo 26, relativo a la enseñanza, en el sentido de que los

padres elijan «el tipo de educación que desean para sus hijos» y todas las personas físicas y jurídicas

puedan crear y, sobre todo, «dirigir» centros docentes, dejando a las leyes, y no a los poderes públicos

simple mente, la «homologación» del sistema educativo y centros docentes, además de garantizar la

participación de los padres en la gestión de todos ellos.

Ayer, una vez terminada la reunión de la Junta de portavoces de la Cámara, el secretario general de

Alianza popular, señor Fraga Iribarne declaró que su grupo, acompañado en esta aspiración por otros

varios, desea un debate general antes de que se inicie el estudio del dictamen constitucional en el Pleno

del Congreso. El comentario del señor, Fraga fue: «Algunos pretenden fumarse el debate dentro de la

llamada teoría del consenso, pero la Mesa deberá resolver el tema, independientemente de que haya una

fuerte polémica». Criticó el dirigente de A.P. la idea de sustituir ese debate general por una mera

explicación de voto «cuando no se pueda influir ni sobre la opinión publica ni sobre el debate mismo»,

pues, a su juicio, esta actitud sería antidemocrática.

Junto con Alianza Popular han presentado ya sus enmiendas algunos diputados de. grupo mixto, entre

ellos el vasco Francisco Letamendia, representante de la coalición «Enskadiko Ezkerra».

El plazo para la presentación de enmiendas al proyec to constitucional, con vistas a su discusión en el

Pleno de. Congreso, concluye esta me dianoche.

Tiende a confirmarse la impresión de que los socialistas no mantendrán el voto particular que defendieron

en la Comisión de Asuntos Constitucionales (por vía de abstención) contra la forma monárquica del

Estado, aunque se reserven el derecho a la explicación de su postura.

Entre las enmiendas de Alianza. Popular son también dignas de mención las que se refieren a la bandera y

a los conflictos colectivos laborales. En el primer aspecto debe constar que A.P. desea que ninguna

bandera de comunidad autónoma pueda presidir un acto público si no va acompañada de la bandera

nacional, «que estará situada en lugar preferente y tendrá, al menos, el mismo tamaño». En lo que al

segundo tema concierne, pretenden que los empresarios tengan derecho a adoptar medidas de conflicto

colectivo, sin perjuicio de las expresas limitaciones legales. Añaden en la enmienda que «este derecho no

podrá aten tar en su ejercicio al mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad».

 

< Volver