Crece el peligro de guerra entre Argelia y Marruecos     
 
 Ya.    11/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CRECE EL PELIGRO DE GUERRA ENTRE ARGELIA Y MARRUECOS

Rabat teme que Bumedian presente Tinduf como posible «casus belli» • El campo de refugiados sería el

primer objetivo marroquí, según el Polisario • Veinte mil soldados ha concentrado Marruecos en su

frontera norte con Argelia

RABAT, (Efe.)

Las opiniones vertidas por representantes del Frente Po1isario en torno a los acuerdos de Madrid (1975)

han coincidido con un aumento de la tensión política y bélica entre Argelia y Marruecos y Mauritania.

Dichas declaraciones del Frente Polisario en Madrid han venido a coincidir, además, con la declaración

atribuida al ministro saharaui de Defensa, Brahln Gali, en el sentido de que Marruecos prepara un ataque

"contra Tinduf y contra las revoluciones de Argelia y Libia".

La prensa marroquí no oculta que tan sólo en la última semana las operaciones de guerrillas argelinas y

del Frente Polisario han hostigado las localidades mauritanas de Chimguetti, Dudan. Mattalac,

Zenalchirret y Amatti, causando bajas. La difícil situación de la defensa mauritana preocupa a

Marruecos—ligado por un pacto de mutua defensa—y le lleva a prevenir un ataque polisario que pudiera

dirigirse hacia Nuaclibu, consiguiendo partir en dos a Mauritania, aislando a la capital Nuakchott.

El temor de esta operación —que se efectuaría por el norte de Malí, como hasta

ahora—lleva a Marruecos a una justificada alarma ante la actual intención argelina de presentar Tinduf

como potencial "casus belli". Caso de una incursión argelina por Tinduf, el Ejercite marroquí estaría en

situación de esperar otras operaciones de diversión a lo largo de su frontera norte con Argelia,, donde

tiene concentrados veinte mil hombres, así como carros de combate.

Estas dramáticas cuentas de guerra no son sino reflejo de la preocupación existente hoy en este país, cuya

prensa y cuya propaganda no ocultan ya un tono bélico a medida que Marruecos se siente amenazado por

la propaganda y la prensa argelinas, así como por la realidad militar en el Sahara.

Postergado el tema del Sahara Occidental en el Comité de Descolonización, todo permite indicar que el

conflicto de soberanía planteado por Argelia a Marruecos y Mauritania solo puede concluir en guerra. Del

resultado de esta guerra—condenada a ser corta por el potencial bélico de los contendientes y la actuación

de los organismos internacionales—cabe esperar, y así lo piensan observadores calificados, una solución

definitiva, o al menos más estable, que presentar ante la OUA 5 ante las propias Naciones Unidas.

 

< Volver