Autor: Montánchez, Enrique. 
 Cuatro días para cruzar el desierto. 
 El Polisario reivindicará el secuestro de los pescadores     
 
 Diario 16.    18/11/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

12/INTERNACIONAL

Viernes 18 - noviembre 77/DIARIO 16

Cuatro días para cruzar el desierto

El Polisario reivindicará el secuestro de los pescadores

Enrique Montánchez

MADRID, 18 (D16). — El Frente Polisario podría reivindicar en las próximas horas el secuestro de los

tres marineros españoles del barco pesquero "SAA", según ha podido saber D16 en fuentes seguras.

Los cuatro días transcurridos desde el lunes 14, día de la operación, se deberían a la travesía en "silencio

radio" de los 1.500 kilómetros que separan la costa sahariana del Tinduff.

La operación habría sido planeada en todos los detalles y tendría como finalidad política implicar

abiertamente al Gobierno español, una vez que el Polisario conoció los envíos de armas españolas a

Marruecos y Mauritania. Por otra parte, también se hizo coincidir la fecha para llevar a cabo el secuestro

con el segundo aniversario de la firma de los Acuerdos Tripartitos de Madrid.

Convoy de Land Rover

La travesía de 1.500 kilómetros de desierto por zonas "no controladas" ha supuesto una minuciosa

preparación según información recogida por D16. Una unidad terrestre marcó por medio de señales con

luz, en la playa, a la balsa neumática que estaba en alta mar el momento apropiado para atacar al pesquero

español. Después del ataque y la captura de los tres rehenes, y siempre sin usar los medios de radio para

evitar ser escuchados por otras emisoras, el convoy, formado por Land Rover, que esperaba en la costa al

comando anfibio, recogió a los rehenes recorriendo la misma noche del lunes los primeros 400

kilómetros.

La distancia entre la costa del Sahara, a la altura de cabo Leven, donde fue llevado a cabo el ataque, y la

zona de seguridad del Tinduff es de 1.500 kilómetros, siguiendo mías de "rodeo" conocidas por el

Polisario. Según la información recibida por D16, el recorrido de esta distancia fue planificado en cuatro

etapas de 400 kilómetros cada una. Estas etapas se cubrirían por la noche para evitar ser detectados, sobre

todo, por los aviones espías franceses Mirage III que ya D16 anunció operaban desde que fueron

secuestrados los técnicos franceses. Además, por supuesto, de las unidades militares tanto mauritanas

como marroquíes que patrullan de día.

Otra medida que se tomó fue el "silencio radio" que no se rompería bajo ningún concepto para evitar una

identificación por los servicios de triangulación radio goniométrica que lleva a cabo Francia y el Ejército

marroquí.

Cuatro días de silencio

De ahí que toda esta sede de precauciones hayan hecho totalmente secreto el desarrollo de la operación

hasta para los cuadros medios del Frente Polisario y los mismos dirigentes no sepan, si algo no ha

marchado con arreglo al plan previsto. Las cuatro jornadas de 400 kilómetros, a partir de la noche del

lunes, vencían, según el plan previsto, en la mañana de hoy, que es cuando el convoy habría alcanzado la

"zona de seguridad". En el transcurso de las próximas horas tendría que hacerse público el comunicado

del Polisario reivindicando la operación, contra el pesquero español.

Despliegue marroquí

Por otra parte, miembros del Frente Polisario, a preguntas de D16 sobre la cuestión, manifestaron que

ellos "no han desmentido en ninguna ocasión la participación del grupo armado de la República Árabe

Saharaui. Ni desmentimos ni afirmamos nada".

Mientras tanto, el Ejército marroquí, reaccionando tardíamente, lleva a cabo un gran despliegue

intentando que la columna polisaria no pueda llegar a sus bases. A este respecto, se desmentía en Las

Palmas que fuerzas españolas estén interviniendo en el rastreo junto a las marroquíes.

 

< Volver