Autor: Valverde, Alberto. 
 Felipe, en la ONU, con Waldheim. 
 Sáhara: Es difícil la denuncia de los acuerdos de Madrid     
 
 Diario 16.    19/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Sábado 19 - noviembre 77/ DIARIO 16

Un socialista en Nueva York.

Felipe, en la ONU, con Waldheinn

Sahara: Es difícil la denuncia de los acuerdos de Madrid

Alberto Valverde

MADRID, 19 (D16).—Felipe González, primer secretario del PSOE, reconoció ayer en Nueva York que

es complicada y difícil la denuncia de los acuerdos de Madrid sin analizar previamente sus repercusiones.

El dirigente del PSOE, que días antes en Madrid había, firmado una declaración de apoyo a esta denuncia,

opinó después de entrevistarse con el secretario general de las Naciones Unidas, Kurt Waldheim, que "la

postura del actual Gobierno español tiene matices muy interesantes y aceptables".

La posición del primer partido de la oposición española ha sido la de pedir la publicación de los acuerdos

de Madrid, para, una vez conocidos, estudiar la posibilidad de solicitar su denuncia.

Pero en una conferencia de prensa en las Naciones Unidas, Felipe González defendió el derecho de

autodeterminación del pueblo saharaui y justificó el uso de la violencia por el Frente Polisarío al afirmar

que "cuando la vía pacífica se ha agotado, la justicia permanece y hace que se legalice el uso de métodos

no pacíficos de lucha".

Situación heredada

Respecto a los acuerdos de Madrid, que permitieron la entrega en 1975 del territorio del Sahara a

Marruecos y Mauritania, González echó un capote al Gobierno Suárez cuando afirmó que "es necesario

comprender que este Gobierno heredo la situación y de hecho posee punto muy interesantes en su nueva

postura".

El dirigente socialista. sin ser muy preciso en las legalidades del asunto, también pareció inclinarse por

soluciones al problema saharaui que hoy proponen las grandes potencias, junto Marruecos y Mauritania,

al opinar que "el problema saharaui es regional y debe resolverse en este contexto".

La tesis de que el conflicto es un asunto de la región norteafricana implicaría que se aceptan las tesis de la

Organización de Unidad Africana (OUA), que considera a la guerra del Sahara una cuestión africana. Por

el contrario, Argelia y el Polisario, sin oponerse a ésta, defienden que la cuestión saharaui es un problema

de descolonización y debe tratarse en las Naciones Unidas.

González se entrevistó ayer tarde en las Naciones Unidas, durante cuarenta y cinco minutos, con el

secretario general, Kurt Waldheim. Hoy González visitará el Museo de Arte Moderno de Nueva York,

donde se encuentra el cuadro "Guernica", de Picasso. González gana por los pies a otra visita que está

planeada por Carrillo, el secretario general del PCE, para la próxima semana.

En su conferencia de prensa, González se refirió nuevamente en Nueva York a las tesis del PSOE sobre el

Gobierno de coalición y de concentración, que fueron realizadas como amables y excepcionales por el

líder socialista.

González habló de los pactos de la Moncloa y advirtió, frente a tesis mantenidas por otros partidos, que

dichos acuerdos son solamente "´unos acuerdos" y, mientras que con un Gobierno de concentración dijo

que se anulaba el Parlamento, los pactos de la Moncloa "dejan todavía al Parlamento y a los partidos un

campo de acción para oponerse y fiscalizar".

Se refirió también a las autonomías regionales y volvió a insistir en que en España no se llegará a un

Estado federal, tal como opina el PSOE, "hasta dentro de veinticinco o treinta años". Dijo, por último, que

su partido ganaría tanto las municipales como las sindicales, vía la UGT.

 

< Volver