Autor: ;Fuente Lafuente, Ismael. 
 El ex ministro admitió ante los diputados sus responsabilidades. 
 Cortina: Se envió a Solís a Marruecos porque yo estaba desgastado como negociador     
 
 El País.    16/03/1978.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

El ex ministro admitió ante los diputados sus responsabilidades

Cortina: "Se envió a Solís a Marruecos porque yo estaba desgastado como negociador"

El ex ministro Cortina respondió así a algunas de las preguntas que le fueron formuladas por los

diputados:

«No vean fantasmas en el viaje del señor Solís a Marruecos. Se hizo con mi aprobación y yo mismo

preparé el viaje. Yo estaba desgastado como negociador ante Marruecos y se pensó en la posibilidad de

que viajase a negociar otra persona físicamente más atractiva que yo. También participé en la decisión de

que fuese el ministro de la Presidencia el que acudiese a Agadir, en los días en que había entrado en el

Sahara la marcha verde.» «No ha habido diplomacias paralelas. Yo he quedado incólume como defensor

de la política de autodeterminación del pueblo saharaui. Pero lo cierto es que también yo tengo

responsabilidades como las tienen los demás miembros del Gobierno.»

«Nosotros habíamos decidido el 23 de mayo de 1975 que nos iríamos del Sahara. Posteriormente el

conflicto provocado por la marcha verde hizo que nos fuésemos de verdad. En todo caso, no creo que se

pueda hablar de capitulación ante Marruecos. Pienso que la riqueza del Sahara nunca hubiese

compensado el esfuerzo que España hubiera tenido que hacer en el plano militar.»

«Nosotros transferimos a Marruecos y Mauritania unas responsabilidades que de cualquier forma

hubiéramos tenido que transferir al pueblo saharaui. Si los que nos han sucedido en la administración del

territorio han hecho del mismo otro uso distinto son ellos los que están al descubierto.»

«Las sugerencias del plan Waldheim se estrellaron en todo momento con la negativa de Hassan. Entonces

nosotros cogimos el relevo de Waldheim y sus sugerencias nos sirvieron para elaborar nuestros propios

planes.»

«Marruecos introdujo la mística del anexionismo, de la que Hassan logró imbuir a sus ministros, a la

oposición entera y a todo el pueblo marroquí. Y cuando en política se introduce un elemento de este tipo

es muy difícil razonar y dialogar. Imposible.»

«No hubo posibilidad de instrumentar ninguna otra política que la que se siguió, al servicio únicamente de

España, con mayúscula y no de intereses menores, o partidistas, como se ha dicho, que les aseguro no los

hubo.»

«Si la población saharaui se hubiera mantenido unida en torno a las autoridades españolas otra hubiera

sido la suerte del Sahara. Pero como se convirtió en un elemento perturbador junto con el elemento

perturbador marroquí se precipitaron los acontecimientos.»

 

< Volver