Se mantendrá el poder de compra de los trabajadores     
 
 Diario 16.    12/11/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL ESCRITORIO DE MENDIZÁBAL

Se mantendrá el poder de compra de los trabajadores

La política de topes salariales del pacto de la Moncloa es la cláusula más popularizada. El acuerdo

establece un tope del 25 por 100 para los convenios negociables en los últimos meses de 1977 y otro del

22 por 100 para 1978.

Teniendo en cuenta los objetivos de limitación de los precios y la cláusula de salvaguardia establecida, la

política de rentas arbitrada no resulta demasiado estabilizadora. Se mantendrá el poder de compra, salvo

si los precios energéticos suben más de lo previsto o si se producen circunstancias agrícolas anormales.

Un amplio sector empresarial y de UCD defendían el establecimiento de topes salariales que supusieran

un auténtico retroceso en los salarios reales y un mayor grado de restricción crediticia.

Pretendían con ello conseguir un freno total a las expectativas de inflación y que todo el crecimiento real

de 1978 se consiguiese a fuerza de hacer crecer las exportaciones. En su opinión la reactivación inversora

aparecerá en 1979 de forma mecánica e inexorable.

La experiencia de otros países ante la presente crisis es ilustradora. Las recientes huelgas registradas en

Argentina indican hasta qué punto no pueden reducirse los salarios reales y condenar a los trabajadores a

que soporten toda la crisis.

En los países donde se han superado los aspectos primarios de la crisis —déficit exterior y fuerte

inflación— como es el caso de Estados Unidos, Japón y Alemania, la inversión no está aumentando. Han

tenido que estudiar la conveniencia de relanzar el consumo para hacer frente al nivel creciente de

desempleo.

El pacto de la Moncloa representa, pues, una postura intermedia entre la estabilización a ultranza, por un

lado, y el olvido de los desequilibrios actuales de la economía española, por otro.

Para que la balanza no se incline hacia la primera de las dos posturas es preciso vigilar a toda costa el

cumplimiento de lo pactado. Y esta es una tarea que corresponde a los partidos políticos de la izquierda

firmantes del acuerdo.

 

< Volver