Autor: Sáenz de Urturi, Joaquín. 
   Se agotó la demanda     
 
 Diario 16.    12/11/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

BOLSA SEMANAL

Se agotó la demanda

Joaquín Sáenz Urturi

MADRID, 12 (D16).— Para mejor entender lo que fue esta semana, que en Madrid sólo tuvo tres días

hábiles para la contratación por la festividad de la Almudena, mejor es comenzar por su final, en el que

agotadas las disponibilidades de la de-manda comenzó a imponerse el papel, tras ocho sesiones de alza

fuerte y consecutiva.

Con ese cambio a peor parece verse claro que la reacción surgida hace tres semanas y que se mantuvo con

fuerza hasta la sesión de apertura de la semana, tocó a su fin el Jueves, como ya ocurrió el día antes en las

Bolsas de Bilbao y Barcelona, en las que el miércoles fue día hábil. Después siguió afluyendo papel, y, si

bien no presionó con fuerza, los recortes de las ganancias precedentes fueron generalizándose.

El bache hay que atribuirlo lógicamente a que la Bolsa se apuntó ganancias muy rápidas en los pasados

días y no es de extrañar que algunos inversores hayan sentido la tentación de realizar. Hace tanto tiempo

que no había la menor posibilidad en la Bolsa de ganar un duro y la ocasión era para no perderla, pero

ahora lo que está por ver es si el viraje de la tendencia es una simple realización de beneficios o tiene un

mayor alcance, pues, en definitiva, motivos para temerlo no faltan.

Ciertamente, la situación económica sigue tan deteriorada como antes del pacto de la Moncloa, lo que es

tanto como decir que ha empeorado, y por si ello fuera poco, tenemos el impacto causado por lo que se va

conociendo de la reforma fiscal, quizá porque la Información sobre el tema, hasta ahora, es escasa y poco

clara. La verdad es que los inversores pequeños y medios, lo mismo que la generalidad de los españoles,

temen que dicha reforma constituya en la práctica un fuerte crecimiento de la presión fiscal, y ello

preocupa hasta el punto de estar fraguándose un pesimismo que tiene su correspondiente reflejo en Bolsa.

En el parquet, estos días fue el tema puntero y el confusionismo existente era claramente perceptible. Otro

tema traído y llevado fue la posible fusión de los bancos Central e Ibérico, que tiene visos de ser cierta.

En fin, una semana que inicialmente prometía mucho, pero que después el alza, la animación y la euforia

se vinieron abajo, no diremos que con estrépito, pero sí de forma que no permite abrigar esperanzas de

que el movimiento negativo sea sólo circunstancial.

A pesar de las realizaciones finales, los bancos figuran entre los grupos que presentan saldo positivo,

habiendo subido el índice particular de los comerciales 1,23 enteros, y el de los industriales, 0,34 enteros.

Alimentación alza 2,58; construcción, 0,79, y el grupo de varios, 0,43, en tanto que el sector de inversión

deja 2,57; el eléctrico, 2,11; el químico y textil, 1,79; minero-siderúrgico, 0,99, y monopolios, 0,82

enteros. En cuanto al índice general, pierde 0,24, al quedar situado finalmente en la cota de 70,55 por 100.

Al cierre del viernes persistía el dominio del papel, con lo que las perspectivas inmediatas eran poco

esperanza-doras.

 

< Volver