Autor: J. M. C.. 
   Felipe González se entevistó con el Polisario en Nueva York  :   
 La liberación de los prisioneros pone fin a una fase de distanciamiento entre el PSOE y el Frente de Liberación. 
 ABC.    23/11/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

FELIPE GONZÁLEZ SE ENTREVISTO

CON EL POLISARIO EN NUEVA YORK

La liberación de los prisioneros pone fin a una fase de distanciamiento entre el P.S.O.E. y el Frente de

Liberación

NACIONES UNIDAS. 22. (De nuestro corresponsal.) Según ha podido saber ABC, la liberación

de los marineros españoles retenidos por el Polisarlo llega tras un amago de tensión entre éste y el

P. S. O. E., que los saharanuis han querido zanjar amablemente.

La película de hechos es como sigue: el mismo día que los marineros fueron apresados, la Izquierda

española celebraba una cena de solidaridad con el Polisarlo en Madrid. Al llegar noticias del rapto, el

propio ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja, se puso en contacto telefónico con los dirigentes

del P. S. O. E. concretamente con Luis Yáñez, encargado de Asuntos Internacionales, para Informarle de

una situación que, sin duda, les interesaba, sobre todo con vistas a las declaraciones que podían hacer en

la cena. Yáñez contestó que iban a preguntar a loa representantes del Polisario si eran los responsables del

rapto, y que de ser así, ellos no entrarían en la cena. Pero los polisarios les aseguraron que nada tenían que

ver con el incidente, por lo que el acto pudo celebrarse.

DISTANCIAMIENTO P. S. O. E.-POLISARIO.—Las sospechas de que, pese a todo, el Polisario había

sido el autor del rapto, comenzaron a cobrar cuerpo a partir del día siguiente, lo que trajo un enfriamiento

de sus relaciones con el Partido Socialista Obrero Español.

De lo que no hay duda es de que el Polisario da prioridad a las buenas relaciones con el principal partido

de la oposición española y que la liberación de los marineros es un gesto que le brinda para que siga

defendiendo sus tesis no sólo en el plano de los principios, sino también da los hechos. El problema es si

España, tras tantos errores, puede hacer ya algo en el Sahara. En cualquier caso, la liberación de los

rehenes es la primera buena noticia que desde allí llega en mucho tiempo.—J. M. C.

 

< Volver