Autor: Armesto, Sandro (Posible Armesto Buz, Alejandro). 
   Carrillo, optimista ante la situación española     
 
 Arriba.    04/10/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

CARRILLO, OPTIMISTA ANTE LA SITUACIÓN ESPAÑOLA

Se encuentra en Londres, invitado por los laboristas a su Congreso anual

«En España hay confIictos, hay huelgas, pero no más que en cualquier otro país industrial»

«¿Problemas en el PCE? En cualquier partido vivo, los hay...»

«Felipe González y yo estamos de acuerdo en todo lo fundamental, menos en el Gobierno de

concentración»

UNA persona muy autorizada me decía ayer que en cierto sondeo, de esos que no se hacen públicos, el

partido había ganado ocho puntos. No sé, porque no lo pregunté, si son sobre las elecciones, lo que nos

daría cerca de 18 puntos, o si es sobre un sondeo realizado posteriormente. Lo que me parece evidente es

que la imagen del partido ha ganado mucho en los últimos tiempos», ha dicho a Pyresa Santiago Carrillo,

secretario general de PCE, a su llegada a Londres, para participar en el congreso del Partido Laborista,

que desde ayer lunes se celebra en Brighton. Santiago Carrillo es el primer representante de un partido

comunista que es invitado por el laborismo para participar en su congreso anual. En Brighton se encuentra

acompañado por el también ejecutivo del PCE, Manuel Azcárate.

Gobierno de concentración

A nuestra pregunta sobre su opinión acerca de la actual situación política española, el señor Carrillo dijo:

«La situación en España es difícil, pero quizá algunas gentes exageran las dificultades de la situación. Yo

pienso que viviendo como vivimos en una situación de emergencia por muchas razones políticas y

económicas, la solución lógica, que terminará por imponerse, es el Gobierno de concentración

democrática. Creo que lo más probable, a plazo inmediato, es que los partidos políticos, desde el centro

hasta el comunismo, nos pongamos de acuerdo en un programa político y económico que va a ser de

todos. Eso contribuiría a estabilizar la situación política y a dar confianza a los sectores económicos del

país.» ¿Hasta qué punto ha contrastado el PCE el deseo del pueblo español, o de las fuerzas políticas, de

un Gobierno de concentración? «En los últimos tiempos, gentes de diversos partidos, desde Álvarez de

Miranda, hasta Jordi Pujol, pasando por Ruiz Giménez, Tierno Calvan, Areitza. Satrústegui, y muchos

otros, se han pronunciado ya por el Gobierno de concentración, o de solidaridad, o como quiera

llamársele. Yo creo que en el centro, además del señor Álvarez de Miranda, hay otras muchas gentes que

piensan en esta solución. Pienso que también en el PSOE hay muchos que coinciden en que ésta es la

mejor salida.

¿Esta polémica sobre el Gobierno de concentración no podría influir en una futura unión de izquierdas al

estilo francés, por ejemplo? «No lo creo, yo he conversado el domingo mismo con Felipe González, y lo

hemos hecho tan amistosamente como de costumbre. Somos muy amigos. Puedo decir que él y yo

estamos de acuerdo en todos los aspectos esenciales. Menos en el Gobierno de concentración..., pero aun

en eso estamos de acuerdo en muchas de sus cuestiones previas» ¿Entonces no hay que descartar una

posible unión de izquierdas, aun a largo plazo? «La unión de izquierdas en España no es para hoy. Lo que

es para hoy es la unión de todas las fuerzas democráticas. Cuando la unión de todas las fuerzas

democrática, haya consolidado la democracia en España, entonces será el momento de la unión de

izquierdas. Mientras, la unión de izquierdas sería una aventura.»

Problemas internos

¿Qué opina el secretario general del PCE del restablecimiento de la Generalitat? «Simplemente que lo de

Cataluña es un gran paso adelante. Un paso adelante y sobre todo un ejemplo.» Se notan los resultados

del 15 de junio... «Los resultados del 15 de junio están pesando, aunque lentamente, no sólo en Cataluña,

sino en todo el país.»

Se habla insistentemente de problemas internos en el PCE, especialmente por la cuestión sindical, y por la

línea de la ejecutiva, ¿qué piensa de ello? «En cualquier partido vivo hay problemas. Pero creo que si hoy

hay una dirección de un partido que esté verdaderamente asentada en España, es la nuestra.» Y sobre la

conflictividad laboral... «Creo que se están exagerando los términos. En España hay conflictos, hay

huelgas, pero no más que en cualquier otro país industrial. Sucede que en España se pincha un neumático

y hay una ultraderecha que dice que ha sido una bomba, y que hubo muertos. Y si hay una huelga no falta

quien dice que el país va hacia el caos. Repito que se exagera, además durante cuarenta años estas cosas

pasaban pero la Prensa no hablaba de ellas, por eso la gente no se enteraba y muchos españoles creían de

buena fe que vivían en el mejor de los mundos. Ahora la Prensa lo dice, la gente se entera, y claro está, se

da cuenta de que España es un país conflictivo como cualquier otro.»

Finalmente, pasando a su presencia en este congreso laborista, ¿qué significa esta invitación para el PCE?

«Muy importante. Es la primera vez que recibimos una invitación semejante, y no hemos dudado en

aceptarla. Creemos que es muy importante mantener relaciones, conocerse con todos los partidos

socialistas y comunistas de Europa, y venimos a Brighton con la idea de familiarizarnos más con lo que es

el movimiento laborista.» ¿Cuál va a ser su programa aquí? «De momento no tengo ninguna idea del

programa. Mi idea más precisa es que el miércoles tengo que estar en Madrid» Tiene tanta prisa en

regresar, teniendo en cuenta que el congreso no finaliza hasta el sábado? «Digamos que yo siempre tengo

ganas y prisa de volver, tenga en cuenta que ya he tenido que estar muchos años fuera».

Santiago Carrillo llegaba a Londres por primera vez con un pasaporte español. Anteriormente había

visitado la capital británica en 1975 con pasaporte cubano, y había tenido notables dificultades en la

aduana. Tales dificultades se tornaron en grandes facilidades en esta ocasión. Despedimos al secretario

del PCE preguntándole si espera las mismas facilidades en los USA, que visitará próximamente, dada la

«aventura» aduanera de Ramón Tamames, al que no le fue permitida la entrada. «Yo creo que a mí si me

dejaran pasar.» ¿Y en octubre en Moscú? «Allí también», fue el «hasta luego» de Carrillo.

Sandro ARMESTO (Brighton)

Martes 4 octubre 1977

Arriba 3

 

< Volver