Autor: Martínez, Francisco. 
 Santiago Carrillo a su regreso de la Unión Soviética. 
 "El PCE ha demonstrado su independencia y solidaridad"     
 
 Pueblo.    05/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Santiago Carrillo, a su regreso de la Unión Soviética

"El PCE ha demostrado su independencia y solidaridad"

"Mi discurso no podía molestar a nadie. Iba a explicar nuestro concepto del socialismo en libertad, en

democracia, en independencia y pluralismo político y filosófico"

MADRID. (PUEBLO, por Francisco MARTÍNEZ.)

«Creo que ya habíamos conseguido bastantes votos más antes de producirse esto» manifestó ayer

Santiago Carrillo, secretario general del PCE, a su llegada a Madrid, y sobre si era una estratagema y si

era beneficioso para el Partido Comunista de España el que le hubiera, sido negado intervenir en los actos

conmemorativos del sesenta aniversario de la revolución de octubre. Santiago Carrillo dijo que el discurso

que iba a pronunciar en el Kremlin, ante el Comité Central del PCUS, al igual que el resto de los

dirigentes comunistas invitados, «no podía molestar a nadie. Iba a decir que veníamos a honrar a la

Revolución de Octubre, que es un patrimonio de todas las fuerzas progresistas; que saludamos el papel

desempeñado por los pueblos soviéticos en la guerra contra el hitlerismo, y, en párrafos breves, a explicar

nuestro concepto del socialismo en libertad, en democracia, en independencia y pluralismo político y

filosófico».

Santiago Carrillo llegó procedente de Moscú, acompañado de los diputados comunistas Ramón Tamames

Pilar Brabo, Antonio Gutiérrez y Rafael Alberti, qué habían formado la delegación del PCE invitada a los

actos conmemorativos. Por su parte; la presidenta del PCE, Dolores Ibárruri, se ha quedado en la capital

soviética para pasar una semana con su hija y tres nietos, que viven en la URSS. A su llegada al

aeropuerto internacional de Barajas fueron recibidos por varios miembros del Comité Ejecutivo del

Partido Comunista, entre los que se encontraban Leonor Bornau, Manuel Azcárate, Armando López

Salinas y Marcelino Camacho, así como la mujer y un hijo de Santiago Carrillo.

Casi a un centenar de periodistas, Santiago Carrillo explicó que durante la reciente visita realizada a

Madrid por el director del «Pravda» se le informó que intervendría en la sesión solemne prevista para los

días 2 y 3 y se 1e pidió que preparase, como los demás líderes comunistas europeos, un saludo de una

duración de siete minutos. Carrillo entregó su discurso para la traducción simultánea y en la sesión de

anteayer «intervino mucha gente —manifestó—, sin que se me diese la palabra. No me han dado una

explicación oficial de lo ocurrido. Solamente los secretarios del Comité Central del PCUS que acudieron

ayer a despedirme del aeropuerto de Moscú, me dijeron que, si quería, podía hablar en provincias, pero no

tengo tiempo para hacer giras por España, así que mucho menos por la Unión Soviética».

«Lo que queda claro —afirmo Carrillo— es que el Partido Comunista de España, además de demostrar su

solidaridad con la Revolución de Octubre, es un partido independiente, por si alguien tenía alguna duda:

un partido que se debe a la clase obrera, al pueblo y a España» A continuación dijo que no se trataba de

un fracaso, y que los comunistas españoles habían cumplido su deber de solidaridad. A la pregunta de si

esto implicaba una ruptura, con la URSS Carrillo señaló que «nosotros no pensamos romper con nadie.

con ningún partido obrero, comunista, socialista, democrático. Pensamos seguir ampliando nuestras

relaciones con todos, a condición de que se nos respete nuestra forma de ser y de pensar. Desde luego que

no se ha producido ninguna catástrofe, y las relaciones entre los dos partidos, por supuesto, que no son

ahora muy cálidas».

El secretario general del PCE dijo que no le habían dado ninguna explicación oficial, y sobre esto «podía

pensarse que todavía no han retirado los ataques de la revista "Tiempos Nuevos", o que no les gusta que

vaya el próximo día catorce a Estados Unidos, o que les gustaría que fuese más dócil; pero eso es una

pura imaginación», y añadió que «algunos dirigentes soviéticos han querido mostrar su irritación con el

Partido Comunista de España quizá porque en la elaboración teórica de las tesis eurocomunistas nosotros

hemos ido un poco más lejos que otros partidos».

Sobre el hecho de que el también partidario del eurocomunismo Enrique Berlinguer (secretario del PCI),

hubiera podido hablar en los actos conmemorativos, e incluso se haya entrevistado con Leónidas Breznev,

Santiago Carrillo manifestó que no sabia interpretar este hecho, quizá —añadió— se debe a que

Berlinguer esté más cerca del Gobierno de su país que yo del de España, aunque nunca se sabe». Santiago

Carrillo manifestó también que el próximo día 9 viajará a Roma para entrevistarse con su colega Enrique

Berlinguer, y que esta entrevista fue acordada ayer entre los dos dirigentes en Moscú.

Se le preguntó sobre su opinión acerca de lo que ayer dijo el canciller alemán a Adolfo Suárez de que en

el Parlamento alemán no había comunistas, sino que sólo demócratas. Carrillo dijo en torno a este

incidente que «conozco lo ocurrido y pienso que el señor Suárez se ha comportado como un español y

como un demócrata. Schmidt quería darle una lección, y fue Suárez quien se la dio a él». Finalmente,

Carrillo dijo que había regresado a Moscú el día que tenía previsto, y que Dolores Ibárruri había estado en

primera fila en la solemne sesión, «pero es que ella tiene una personalidad específica en la Unión

Soviética y una autoridad personal, y no sólo por ser Premio Lenin».

 

< Volver