Enrique Lister acusa desde Paris. 
 "Carrillo montó un «show» publicitario en Moscú"     
 
 Pueblo.    05/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ENRIQUE LISTER ACUSA DESDE PARÍS

"Carrillo montó un «show» publicitario en Moscú"

PARIS (efe) Santiago Carrillo sabía cuando salió de Madrid camino de Moscú que no hablaría en las

ceremonias del aniversario, de la revolución de octubre, pero ha montado un «show» publicitario, declaró

ayer en París Enrique Lister.

Según el secretario general del Partido Comunista Obrero Español (PCOE), Carrillo «dirige una de las

principales empresas financieras de España, con ramificaciones, hombres de paja y acciones en muchos

grupos económicos». Estima Enrique Líster que Carrillo «no es un hombre político, sino un "gángster",

capaz de hacer las peores fechorías». Como algún periodista hiciera observar a. Líster que sus palabras

podrían ser objeto de acción judicial en España, por injurias o difamación, el líder del PCOE afirmó que

él estaría muy satisfecho de que salieran a relucir muchas cosas ante los tribunales.

«Yo no tengo temor alguno, porque siempre fui honrado y consecuente con mis ideas, pero el jefe del

clan que se apoderó del aparato del PCE no se atreve, porque sabe que tengo muchas pruebas.»

Enrique Líster, setenta años, regresa a España el próximo lunes, tras cuarenta años de exilio. Ya tiene en

sus manos el pasaporte español que le extendieron en el consulado general de París.

Líster se reunió ayer en París con los corresponsales españoles acreditados en "la capital francesa, a los

que habló de la historia del PCE, del PCOE, de sus posiciones políticas y de la actual situación en España.

«Si los dirigentes soviéticos hubiesen dado la posibilidad de subir a la tribuna a ese "gángster" yo habría

protestado, es una cuestión de principios, no de personas»

Enrique Líster habla constantemente de Santiago Carrillo, al que acusa de «haber traicionado ideas y

hombres». La leyenda de estalinista y de pro soviético que parece tener Líster —dice— se la dio Santiago

Carrillo y su inmenso aparato de propaganda. «El hizo gestiones para que el Gobierno de la URSS me

pasara una pensión en tanto que ex general del Ejército rojo ruso, pero yo me negué no porque me

avergüence de haber sido general del Ejército de la URSS que combatió contra el nazismo, sino porque en

tanto que dirigente político no me parece honesto recibir dinero del extranjero.»

También fue general del Ejército yugoslavo y tampoco percibe pensión. Del Ejército republicano español

fue coronel, y pedirá la jubilación que le corresponde, ya que —dijo— no dispone de medios económicos.

Recibe ayuda de los militantes del partido y de sus hijos.

Preguntado sobre las diferencias que separan a los veinte o treinta grupos que se dicen comunistas en

España. Enrique Líster dijo que él es partidario de llegar a la creación del partido de los comunistas de

España, y como, primera, etapa una federación de diversos partidos que fueran auténticamente marxistas-

leninistas.

Piensa Enrique Líster que «en España se ha dado un gran paso adelante desde que murió el Caudillo»,

aunque todo puede ser malogrado «como en la República del 31, porque a los gobernantes les venía

demasiado grande la marcha de los asuntos públicos».

Añadió Enrique Líster que «actualmente en España se dan las condiciones hipotéticas para un desarrollo

democrático», pero «teniendo cuidado de no repetir los errores del 31-32, amenazando, haciendo leyes

represivas y una política económica y social en la que paguen los de siempre, los trabajadores, y no los

que realmente puedan pagar».

El pacto de la Moncloa» puede ser un peligro para el futuro del país si se sigue maniobrando y haciendo

trampas. Aunque es falso —dijo— que el Ejército esté dispuesto a dar un golpe de Estado, como

amenazan Santiago Carrillo y sus hombres de Comisiones Obreras, encabezados por Marcelino Camacho.

Afirmó que CCOO «surgió en la lucha, en pleno combate, pero luego se desvirtuó con sus dirigentes, sus

bonzos, que la alejaron de la realidad de la clase trabajadora», al servicio de Carrillo.

Preguntado si en caso de que Carrillo se separara del secretariado general del PCE el PCOE se uniría al

Partido Comunista, dijo que «no, en absoluto, ya que sus dirigentes, como Tamames y otros, no son

auténticos comunistas. Sólo tienen el nombre».

 

< Volver