Carrillo ofrece garantias al capital USA (para que invierta en España)  :   
 Dijo que es obligación de todos los trabajadores españoles «arrimar el hombro» para superar la crisis. 
 Arriba.    18/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

CARRILLO OFRECE GARANTÍAS AL CAPITAL USA (para que invierta en España)

Dijo que es obligación de todos los trabajadores españoles arrimar el hombro para superar la

crisis

NEW HAVEN. (Efe.)—Santiago Carrillo ofreció ayer plenas garantías al capital norteamericano

para que invierta en España.

«Yo, como comunista, puedo decir a los inversores norteamericanos que estén tranquilos y que

pueden invertir con toda confianza en España. Tal vez les extrañe que yo diga esto, pero mi

país necesita capital y tecnología», afirmó.

El líder comunista español, que dio una conferencia ante medio millar de estudiantes de la

Universidad de Yale, dijo que es obligación de todos los españoles «el arrimar el hombro» para

superar la crisis económica y consolidar la democracia.

«Los trabajadores son los primeros interesados en que España no se hunda y también los más

interesados para que salga de la crisis, ya que ésta será la única forma de lograr sus

aspiraciones socialistas.»

La conferencia del líder comunista español fue criticada duramente por los representantes

sindicales norteamericanos y piquetes de huelguistas que estuvieron presentes a la puerta de

la sala donde se celebró la conferencia.

Los empleados subalternos de la Universidad se encuentran en huelga para reivindicar mejoras

salariales, pero su paro no afecta a la vida académica. Este aspecto y la presencia de

militantes del Partido Comunista norteamericano, de tendencia promoscovita, fue interpretado

como un intento de los comunistas norteamericanos por boicotear la presencia de Carrillo en

Yale.

Carrillo, en su declaración inicial, mostró su solidaridad con los huelguistas, y dijo que hubiese

preferido no hablar en estas circunstancias, pero que pensaba que su charla no perjudicaba en

nada la causa de los trabajadores.

En una declaración anterior, el secretario del Partido Comunista español había dicho que le

parecía significativo que se le impidiese hablar en Moscú en nombre de la «clase obrera» y que

ahora se le intentase hacer lo mismo en los Estados Unidos.

 

< Volver