Autor: Maraña Marcos, Felipe (FELIPE SAHAGÚN). 
   Carrillo anuncia un congreso democratico del P.C.E.     
 
 Informaciones.    22/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

CARRILLO ANUNCIA UN CONGRESO DEMOCRÁTICO DEL P.C.E.

RECHAZA LA ALTERNATIVA SOCIALISTA Y EL FRENTE POPULAR

Por Felipe SAHAGUN

WASHINGTON, 22.

DON Santiago Carrillo, secretario general del partido Comunista español, afirmó ayer en la Universidad

Johns Hopkins, cerca de Washington, que «en España, hoy por hoy, no hay partido más democrático que

el P.C.E.».

En una conferencia de Prensa abierta a periodistas nacionales y extranjeros, el señor Carrillo, que ya lleva

más de dos semanas en Estados Unidos, anunció que en el próximo congreso de su partido, los dirigentes

serán elegidos por voto secreto y que se creará una especie de «Tribunal de garantías», encargado de velar

por el cumplimiento de las normas internas del partido.

A pesar de defender la estructura democrática —presente y futura— de su partido, afirmó que «hoy no es

posible en España un frente popular. Cada partido debe hacer un sacrificio para consolidar la

democracia». El secretario general del P.S.O.E., don Felipe González, no ha descartado en sus

declaraciones en Estados Unidos una alianza P.S.O.E.-P.C. en el futuro, si los comunistas adoptan una

estructura interna democrática.

El secretario general del Partido Comunista español rechazó ayer rotundamente la «alternativa socialista»

propuesta el viernes pasado por don Felipe González. «En los próximos cinco años, en España no puede

haber otra cosa que Gobiernos de coalición. No hay partido que pueda presentar una alternativa de

Poder.»

A la declaración de don Felipe González de que las relaciones actuales entre la U.C.D. y el P.C. son «muy

peligrosas», el señor Carrillo ha respondido que es «poco elegante por parte de Felipe González venir a

Estados Unidos a decir que Suárez está apoyando a los comunistas».

El señor Carrillo defendió de nuevo la función positiva de la Monarquía en España, «que está ayudando a

consolidar las bases de un régimen democrático», y se declaró en contra del ingreso de España en la

O.T.A.N., igual que lo ha hecho el P.S.O.E. «Pertenecer a la Alianza occidental es un lujo que nuestro

país no se puede permitir.» Hasta ahora el señor Carrillo había defendido el acercamiento de España a la

O.T.A.N. mientras no desaparezcan los dos bloques militares. En alguna de sus últimas declaraciones

había llegado a proponer una alianza militar de la Europa del sur.

El dirigente comunista, que no ha podido intervenir ante el Instituto Español y el Consejo de Relaciones

Interamericanas de Nueva York, después de haber sido invitado por ambas instituciones, a causa de

«presiones de arriba», ha llegado hoy a Harward, Massachusetts. Mañana regresa a Nueva York para

hablar ante un círculo muy cerrado de miembros del Council On Foreign Relations.

El señor Carrillo asegura que en estos días no se ha entrevistado con ningún funcionario del Gobierno

norteamericano, pero está seguro de que el Departamento de Estado conoce todos los pormenores de su

visita y sus declaraciones. Añade que a don Felipe González le recibieron en el Departamento de Estado

porque él lo pidió. «Yo no lo pedí.»

Otra razón señalada por el señor Carrillo para explicar que el Gobierno norteamericano haya recibido al

señor González y a él no es que «dentro de la lógica de la situación internacional, es fácil comprender los

contactos entre el Gobierno estadounidense y los partidos socialistas. Lo que sería extraño es que el

Gobierno americano recibiese a un dirigente comunista como yo».

En sus reuniones con los periodistas, el secretario general del P.C.E. ha comentado que ha escrito un

diario en el que hay cosas muy interesantes sobre algunos personajes y hechos españoles, pero que de

momento no piensa publicarlo, para que nadie se moleste. Su libro «Eurocomunismo y Estado» ya está

traducido al inglés y se editará muy pronto en los Estados Unidos, con su viaje a este país, el señor

Carrillo tiene la ocasión de seguir escribiendo notas interesantes en su diario.

El jueves piensa visitar en Nueva York el barrio donde vivió durante seis meses, en 1940, y las zonas más

pobres de la ciudad —partes del Bronx, Brookyn y Harlem—. Tiene previsto regresar a Madrid el

viernes.

22 de noviembre de 1977

 

< Volver