El P.C.E. de Asturias pide la sustitución de «Pasionaria» como diputada     
 
 Informaciones.    21/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL P.C.E. DE ASTURIAS PIDE LA SUSTITUCIÓN DE «PASIONARIA» COMO DIPUTADA

OVIEDO, 21 (EUROPA PRESS). En la primera conferencia local del P.C.E., celebrada ayer domingo, en

Oviedo, fue solicitada la sustitución de Dolores Ibárruri como diputada por Asturias La mayoría de las 16

agrupaciones ovetenses apoyaron esta solicitud, según informa hoy «Hoja del Lunes» de dicha provincia.

Mientras algunos delegados pedían lisa y llanamente la dimisión de la «Pasionaria», otros sugerían la

posibilidad de sustituirla de acuerdo con su criterio. Finalmente, se decidió aprobar la carta dirigida hace

algún tiempo por el Comité Regional al comité Central del P.C.E. en la que se solicita la sustitución de la

«Pasionaria» por estimar que debido a sus años y a su estado de salud no se encuentra en condiciones de

aportar la presencia y dedicación que su función parlamentaria le exige como representante de Asturias.

Los acuerdos de esta conferencia, aprobados por 104 votos a favor, 43 en contra y diez abstenciones,

reafirman la línea eurocomunista del P.C.E. en Oviedo, valoran positivamente los acuerdos de la Moncloa

y se oponen a las manifestaciones del secretario general del P.C.E. de Asturias, don Horacio Fernández

Iguanzo, en el sentido de que el P.C.E. no se aliará con partidos contrarios al «pacto de la Moncloa» cara

a las próximas elecciones municipales. También se pide una descentralización y democratización del

partido, y que se abra una discusión sobre la conveniencia de la incompatibilidad entre los cargos del

partido y de los movimientos sindicales.

Asimismo, se dio cuenta de una carta de don José Ignacio Pérez Cuartera, del secretariado regional del

P.C.E. de Asturias, en la que explica las razones por las que abandona el partido Comunista, entre las que

destaca su critica al «renacimiento de un nuevo personalismo», aludiendo a la figura de Santiago Carrillo,

así como a una «pérdida, de la capacidad combativa del partido».

 

< Volver