Autor: Castellá-Bassol, Juan. 
 El Planeta, en Barcelona. 
 Semprún presentó su «Autobiografía»     
 
 Diario 16.    19/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El Planeta, en Barcelona

Semprún presentó su «Autobiografía»

Juan Castellá Bassol

BARCELONA, 19 (D16).— Cuánta nostalgia de la violenta adolescencia, de las tomas de palacio en

octubre, de la internacional solidaridad puño en alto, de la juvenil rebeldía y cuánta complacencia en el

otoño de las canas plateadas que todo lo explican. Ives Montand no había terminado su guerra y Jorge

Semprún renacía, como el ave fénix, de sus cenizas comunistas, para contar con voz ronca su desánimo

de la revolución internacional y para presentar su libro "Autobiografía de Federico Sánchez", que ha

obtenido el premio Planeta de este año.

En la sede marmórea —porque el suelo es de mármol blanco— de la editorial barcelonesa Planeta,

propiedad del orondo señor Lara, se había reunido en la noche del Jueves 17 la crema de la

intelectualidad. En la mesa presidencial, de derecha a izquierda: el señor Lara (hijo), el señor José María

Castellet, conocido crítico literario de la progresía; la señora Mercedes Salisachs, amante de las buenas

letras, acopiadora de notables premios literarios y emparentada con el actual embajador de España en

Moscú, señor Samaranch; el señor Jorge Semprún; el señor Albadalejo, representante del Ministerio del

bienestar de la cultura y de las cosas informativas; el señor Lara, padre; el señor Palomino, autor de un

libro que habla de "vírgenes rotas", y el señor Borras, representante de la Editorial Planeta.

Como se debe, el señor Castellet citó a Erígela y, para compensar un poco el efecto, también citó a

Flaubert en aquello de "madame Bovary c´est moi", haciendo gala de un excelente acento francés. El

señor Castellet vino a decir que el señor Semprún era como un niño grande que, de pronto, descubria la

complejidad de la vida.

La observación del señor Castell, que oficia de compañero de viaje del literario del PSUC (comunistas

catalanes), fue recogida por un público mayoritariamente conservador, en el que destacaban pocos

comunistas fieles. Si el ortodoxo Manuel Vázquez Montalban (de quien se dice que está promovida al

Comité Central del PSUC) se marchó pronto, el heterodoxo Francesc Vicens, expulsado del partido, se

quedo hasta el final.

Ex comunista, Semprún explicó quién es quién en los partidos comunistas de las Españas. Y su primer

objetivo, naturalmente, es el señor Carrillo:

"Carrillo promovió en el propio seno del partido español una campaña antititista, una caza de brujas que

culminó en la expulsión y condena de Joan Comorera, secretario del PSUC (partido de los comunistas

catalanes). Aquí sí que demostró "autonomía" y "creatividad ideológica" el grupo dirigente del PCE. Pero

sobre este aspecto Santiago Carrillo no nos dice nada. Y tal vez no nos diga nada, porque fue él, muy

directa y personalmente, el responsable máximo de la campaña antititista en las propias filas del PCE y

del PSUC, cuya limitada autonomía nacional resultaba peligrosa para el autónomo pero incondicional

estalinismo de Carrillo." "¿Hablará Santiago Carrillo? ¿Nos explicará cómo se fraguó la campaña contra

el "monzonismo" y el "comorerismo"? Dejémosnos de soñar.»

Y así fue como, al despertar de su juvenil letargo, el maduro Jorge Semprún escribió y presentó su libro.

 

< Volver