Autor: F. I. M.. 
 Partidos políticos y centrales sindicales. 
 Acusan al P.C.E. de intentar manipular el Congreso de la Emigración en Suiza     
 
 Informaciones.    29/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

PARTIDOS POLÍTICOS Y CENTRALES SINDICALES

Acusan al P.C.E. de intentar manipular el Congreso de la Emigración en Suiza

GINEBRA, 29 (INFORMACIONES, por F. I. M.)

DIVERSAS organizaciones políticas, sindicales, religiosas y culturales se dieron cita en Berna el

domingo pasado para discutir sobre la marcha la celebración del Congreso Democrático de la Emigración

Española en Suiza, del que, al parecer, han sido marginados el P.S.Q.E., la U.G.T., la C.N.T., el F.R.A.P.,

la Convención Republicana, la Liga Comunista Revolucionaria, el Movimiento Comunista Español, etc.

Estos grupos, en un comunicado conjunto, califican de «manipulatoria» la forma en la que se están

llevando a cabo los preparativos del congreso, y añaden que quieren dejar bien claro que existe una

colaboración patente entre las organizaciones que asistieron a las jornadas de estudio, organizadas por el

Instituto Español de Emigración en Madrid del 23 al 26 de septiembre, y el propio I.E.E., así como «un

exclusivismo a la hora de representar los intereses de los emigrantes» por parte de la Asociación de

Trabajadores Españoles Emigrantes en Suiza (A.T.E.E.S.) y la Confederación de Padres de Familia.

«Esta manipulación evidente, dirigida por el Partido Comunista de España (P.C.E.), con el fin de.

adueñarse y desvirtuar el verdadero sentido de la participación democrática de los emigrantes —continúa

el comunicado—, la denunciamos con la mayor energía, especialmente cuando dichas manipulaciones

proceden de un partido que se autodefine "obrero", "comunista", "democrático" y defensor de los

derechos de los trabajadores.»

Se pronuncian por un congreso de la emigración representativo con participación de todos: asociaciones,

organizaciones y cuantas personas o grupos de independientes quieran trabajar en pro de los intereses de

la emigración, con los mismos derechos y deberes.

Finamente, se elevan contra la política del Gobierno, a quien acusan de estar interesado en

«institucionalizar una emigración forzada».

 

< Volver