Carrillo, en la fiesta del PCE:. 
 Un gobierno que puede estar dimitido en dos meses, ¿Con que autoridad va a pactar?     
 
 Hoja del Lunes.    01/09/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

CARRILLO, EN LA FIESTA EL PCE

“UN GOBIERNO QUE PUEDE ESTAR DIMITIDO EN DOS MESES, ¿CON QUE AUTORIDAD VA

A PACTAR?"

MADRID. (HOJA DEL LUNES y Efe.)—Un extenso discurso de Santiago Carrillo en el recinto de la

Feria del Campo puso ayer la nota política en la fiesta del PCE de este año. Durante unos minutos las

verbenas, circos, tómbolas y demás diversiones dieron paso a una dura revisión de la situación actual del

país por parte del secretario general del partido. En su intervención Carrillo no escatimó criticas contra la

derecha, el Gobierno e incluso los socialistas; constituyó e1 único acto de interés político dentro de una

fiesta que se caracterizó, como el pasado año, por la gran afluencia de público y la juerga generalizada.

"A algunos les cuesta a veces comprender la política del PC (...); sin embargo, las cosas están muy claras:

o los partidos de izquierda impulsan a UCD a situarse en posiciones cada vez más consecuentemente

democráticas o la irán empujando poco a poco en brazos de Alianza Popular, ayudando así,

inconscientemente, a que se forme esa gran derecha", manifestó Santiago Carrillo.

El secretario general del PCE hizo una panorámica de la situación: "Ha transcurrido un año difícil—

dijo—. Ha sido un año en que el paro obrero, juvenil y femenino, ha alcanzado cotas muy altas, y que

afectó no solamente a los trabajadores, simo también a los pequeños y medios empresarios, y que ha

puesto de manifiesto la debilidad de la economía española."

Tras exponer crudamente la situación, Carrillo se dedicó a atacar a los sectores de la derecha, acusándoles

de promover una campaña que "trata de dar la impresión de que en España, desde que hay libertades, no

se puede vivir". Igualmente destacó que estos grupos pretenden crear una situación de anarquía en los

instrumentos vitales del Estado y preconizan la huelga de inversores.

DURAS CRITICAS A NICOLÁS REDONDO

Después de explicar las relaciones actuales entre el Partido Comunista y la UCD, criticó duramente al

líder de la UGT, Nicolás Redondo, de quien dijo que "está dispuesto a firmar un simple pacto social con

los empresarios y el Gobierno". Añadió que en las conversaciones llevadas a cabo estos días con los

socialistas "no se nos ha propuesto una alianza de izquierda entre socialistas y comunistas como

alternativa al Gobierno de UCD; se nos ha presentado la perspectiva de un Gobierno UCDPSOE que si no

se hace ahora es porque antes de las elecciones generales ensombrecería la imagen de partido de

oposición que hoy tiene el PSOE y podría quitarle votos".

Refiriéndose en otra parte de su alocución a las relaciones con el resto de los partidos. Santiago Carrillo

insistió en que el PC no renuncia a nada. "A pesar de críticas y ataques más o menos admisibles—dijo—,

no renunciamos a la unidad con nuestros compañeros socialistas, pues la unidad entre comunistas y

socialistas debe ser el cimiento primordial de la unidad de todas las fuerzas democráticas, y en el

porvenir, la clave de una nueva sociedad."

Trató después el tema de la Constitución y se mostró contrario a la enmienda del PNV que aprobó la

Comisión Constitucional del Senado.

"EL GOBIERNO SE MUEVE EN UN TERRENO DE AMBIGÜEDAD"

Criticó duramente al Gobierno porque a este respecto "se ha movido en un terreno de ambigüedad que

quita seriedad a su iniciativa. Los espectadores de televisión pudieron ver la otra noche en la conferencia

de prensa del señor Abril Martorell que éste se escabullía ante las insistentes preguntas sobre si los

partidos iban a participar en la negociación. Lo único claro en sus respuestas es que llevarían el problema

al Parlamento. La ambigüedad es evidente".

Pidió a continuación que se cumplieran los pactos de la Moncloa, y dudó de la capacidad de UCD para

posibles pactos futuros, ya que "un Gobierno que puede estar dimitido dentro de un par de meses, ¿con

qué autoridad va a pactar? Y si va a haber elecciones en fecha próxima, ¿qué partido va a aceptar

reducciones en su propio programa que sean susceptibles de afectar a su identificación electoral?"

También en el mitin intervinieron muy brevemente Simón Sánchez Montero y Dolores Ibárruri (La

Pasionaria), quienes saludaron a todos los presentes, especialmente a los llegados en gran número de

provincias, y a los representantes de los partidos comunistas extranjeros.

 

< Volver