Autor: Cuervo Dehesa, Miguel. 
   La democracia de Santiago Carrillo     
 
 Diario 16.    31/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CARTAS

La democracia de Santiago Carrillo

Si bien mi primera intención fue la de hacer como si el autor de las tres columnas de despropósitos

tituladas "La democracia de Santiago Carrillo" —D16 del 27 de marzo— hubiese guardado un prudente

silencio, una breve reflexión me hizo releerlas sin que ello produjese otro efecto que el de aumentar el

grado de estupefacción que alcancé con la primera lectura. Una nueva y más profunda reflexión me hizo

planearme interrogantes y consideraciones que constituyen el contenido de esta "carta" a su diario.

Lo que más evidente resulta en el artículo-carta del camarada (¿?) J. A. Iglesias Castelao es la pobreza

ideológica sólo superada por la increíble incoherencia de que hace gala. En efecto, aferrarse a conceptos

ideológicos y organizativos (marxismo leninismo, centralismo democrático, células) convirtiéndolos en

fetiches a utilizar como armas arrojadizas, vaciarlos de contenido en suma, no es el método apropiado

para sentar las bases de un debate del que han de salir líneas maestras de acción política. Parece un

despropósito infantil la "denuncia" de supuestas maniobras antidemocráticas de S. Carrillo, de abstractas

ocultaciones de "cuestiones vitales para el PCE", de haber presentado "a ratificación de los militantes

hechos consumados...".

El autor parece ignorar que la dirección política de S. Carrillo es mayoritariamente asumida por el comité

central, máximo colectivo dirigente entre congreso y congreso, y que el papel de este último ha consistido

en impulsar la puesta en práctica de la estrategia política enunciada por anteriores congresos: la política

del pacto para la libertad y de reconciliación nacional; parece ignorar el carácter de partido de masas del

PCE y, consecuentemente, lo fundamental de la capacidad de maniobrabilidad y de adecuación al

momento político de sus diferentes organizaciones e instancias de dirección.

Por supuesto que con las consideraciones anteriormente expuestas, lo que pretendía era recalcar un hecho

que produce, cuanto menos, perplejidad: ¿Qué ha motivado la publicación de semejante carta y con

semejante tratamiento tipográfico y de espacio en un periódico con la seriedad de D16? Existen, a mi

entender, numerosos intelectuales y políticos discrepantes de las tesis "eurocomunistas" del PCE, cuyas

posiciones poseen la profundidad, la madurez y la calidad que justifican su difusión en orden al interés

que despierta, hoy por hoy, el debate abierto en el seno mismo de la izquierda española. ¿Es, quizá, que

D16 tiene interés en reflejar aspectos del debate interno del PCE? Hay aportaciones más elaboradas —

discrepantes de la línea "oficial" o no— y que merecerían más el ver la luz en sus páginas.

Finalizo manifestándole mi escepticismo (ojalá me equivoque) respecto a la posibilidad de que estas

consideraciones se vean publicadas: probablemente sean juzgadas "ortodoxas", poco "originales" y, por

tanto, menos comerciales. O quizá menos gratas a intereses, políticos que juzgo ajenos a los de la clase

trabajadora.

Miguel Cuervo Dehesa

Militante del PCE

Carnet núm. 078789

Agrupación del C.E. "Ramón y Cajal" de la S.S."

 

< Volver