Autor: Crovetto, Antonio. 
   Aprobada la denominación de Partido Comunista de Asturias  :   
 El abandono de la Conferencia por 113 delegados, calificado de acto irresponsable. 
 Ya.    28/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Aprobada la denominación de Partido Comunista de Asturias

El abandono de la Conferencia por 113 delegados, calificado de "acto irresponsable´

OVIEDO

(De nuestro corresponsal, Antonio Crovetto.)

Con la aprobación de todas las propuestas del Comité Central, aunque con numerosas enmiendas, un

comunicado en el que se califica de acto irresponsable el abandono de 113 delegados, y un acierto de

proponer al congreso, que en adelante la organización asturiana pase a llamarse Partido Comunista de

Asturias, finalizó el domingo en Perlora la III Conferencia Regional del Partido Comunista Español,

preparatoria del IV Congreso, en un ambiente de gran tensión. Asistieron a la clausura representantes de

UCD, PSOE, ORT, LPR, MPA y PCE.

Como datos anecdóticos podemos decir que Simón Sánchez Montero, del Comité Central, dijo al finalizar

el acto que "no se frotaran las manos algunos militantes de Fuerza Nueva, porque iban a tener PCE para

rato". En lo referido a la retirada de la reunión de los 113 delegados ya designados tuvo como motivación

el hecho de la elección de la mesa presidencial y las normas de funcionamiento de la conferencia. Como

hemos dicho antes, esta determinación fue juzgada como un acto de irresponsabilidad política.

Con la salida de los 113 delegados se discutieron las tesis propuestas por la dirección que fueron

aprobadas, aunque con numerosas enmiendas. La nueva definición del PCE como partido marxista,

revolucionario y democrático, lo que supone el abandono del marxismo-leninismo, fue aprobada por 213

votos, mientras que 24 de los presentes votaron por el aplazamiento de la discusión. 28 a favor del

termino "marxista-leninista" y 10 abstenciones.

La propuesta que ha prosperado casi por unanimidad ha sido la referida a la denominación asturiana del

PCE, que pasará a llamarse Partido Comunista de Asturias, decisión que corresponde, por supuesto, al

congreso, pero que parece que prosperará, según declaraciones del señor Sanchez Montero.

"ELEVADO NIVEL DE DISCUSIÓN"

El citado comunicado manifiesta que el nivel de participación y discusión fue muy elevado y las tesis

fueron aprobadas con múltiples modificaciones, que a veces eran enmiendas a los textos de las mismas y

en muchas ocasiones aportaciones enriquecedoras a éstas producto del debate que existió.

Por su parte, la Secretaria de Prensa del Comité Central del PCE ha salido al paso de algunas

informaciones publicadas en la prensa de Madrid sobre los sucesos ocurridos en la conferencia con una

nota en la que indica que "lo ocurrido en Asturias no ha sido el abandone de la conferencia por los

elementos críticos o mantenedores de una determinada posición política—que ni siquiera llegaron a

plantear—, como parecían indicar algunas informaciones, sino que tiene una motivación diferente, que

espera sea aclarada por los nuevos y renovados organismos dirigentes de la organización de Asturias del

PCE´´.

[FALTA TEXTO] crático, "como lo ha demostrado la conferencia regional en Andalucía", Carrillo se

refirió a la necesidad de democratizar a fondo la sociedad española. "Detrás del poder—señaló—está la

misma mafia fascista, que ahora levanta la cabeza creyendo que las cosas pueden ir hacia atrás."

CONSTITUCIÓN

Refiriéndose al proyecto de Constitución, Santiago Carrillo dijo que ni es la más reaccionaria ni la más

avanzada. "La Constitución debe ser aprobada lo antes posible, con algunos retoques", afirmó el líder

comunista, quien añadió que lo realmente importante es que el texto constitucional dé margen suficiente

"por el que todos tengamos reglas de juego comunes".

"No vamos a facilitar la caída del Gobierno Suárez—afirmó el señor Carrillo—para que lo reemplace un

Gobierno Fraga-Areilza-Osorio. Nosotros exigimos un Gobierno de concentración nacional ahora, porque

cuando la situación sea desesperada, entonces nos iremos."

Tras exponer los puntos de vista del PCE sobre las elecciones municipales, las autonomías y la derecha, el

secretario general comunista se refirió a las relaciones de su partido con los socialistas. "Queremos

buenas relaciones con los socialistas—dijo—, pero ellos se ponen de acuerdo con la UCD para repartirse

alcaldías."

 

< Volver