O.I.C. Y M.C., partidarios de la autodeterminación de los pueblos de España     
 
 Informaciones.    27/03/1978.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

O.I.C. Y M.C., PARTDARIOS DE LA «AUTODETERMINACION DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA»

MADRID, 27 (TNFORMACIONES).—Tres partidos de la izquierda comunista celebraron sus congresos

durante el pasado fin de semana. Se trata del Movimiento Comunista, que se reunió en Bilbao; Izquierda

Comunista (Bandera Roja). que lo hizo en San Sebastián, y el Partido Galego do Proletariado (línea

proletaria escindida de la U.P.G.), que celebró congreso constituyente en tres lugares desconocidos de

Vigo.

O.I.C.: REAFIRMACIÓN REVOLUCIONARIA

Delegados de organizaciones procedentes de Portugal, Chile, Bolivia, Gran Bretaña. Marruecos y

Alemania Federal, así como del P.U.C.C. de Canarias, asistieron como invitados al II Congreso estatal de

la Organización de Izquierda Comunista (Bandera Roja), celebrado en un cine de Rentería (Guipúzcoa).

Como nuevo secretario general ha sido elegido don José Vicente Villaescusa que ya venía ejerciendo

provisionalmente dicho puesto. «El congreso ha sido una reafirmación de nuestros principios

revolucionarios», dijo el ratificado secretario general. El congreso, por otra parte, estudió «la manera de

reforzar la presencia de los trabajadores en el quehacer político, frente a la U.C.D. y sus recortes de

libertad», así como el tema de la autodeterminación, «a la que tienen derecho todos los pueblos de

España».

El señor Villaescusa anunció para «antes de un año, aunque después de una semana», la unificación de la

O.I.C. con el Movimiento Comunista. Terminó su intervención afirmando que «la izquierda comunista

revolucionaria en España es aún joven, pero éste ha sido un congreso de maduración» y expresando el

deseo de la Organización de Izquierda Comunista de integrarse en un movimiento internacional.

M.C.: CRITICAS AL DESVIACIONISMO

Don Eugenio del Río fue reelegido secretario general del Movimiento Comunista, al término de las

sesiones del II Congreso de este partido, celebrado en la Universidad de Lejona (Bilbao). También fueron

elegidos los otros 40 miembros del Comité Federal del partido, los nombres de los cuales no fueron

revelados, «con el fin de reforzar el aparato clandestino del grupo, para facilitar un repliegue en toda

regla, caso de que las circunstancias lo aconsejen». El señor Del Río leyó el informe del Comité Central

saliente, en el que destaca la crítica hecha al «abandono desordenado y excesivo de la clandestinidad y el

desviacionismo de algunos sectores del M.C. hacia posiciones reformistas o anarquizantes».

El congreso aprobó los nuevos estatutos del partido, reafirmando su carácter marxista-leninista y

rechazando las enmiendas que hacían hincapié en su carácter maoísta. Al igual que la O.I.C.. el M.C.

reivindica el derecho a la autodeterminación para todos los pueblos del Estado y la forma federal del

mismo. Finalmente, la noticia de un accidente. Cuatro delegados que acudían al congreso sufren graves

heridas tras chocar el automóvil que los conducía contra un muro.

 

< Volver