Carrillo se define. 
 Las movilizaciones son una pieza util e indispensable     
 
 ABC.    18/12/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

16 DE DICIEMBRE DE 1979

CARRILLO SE DEFINE

LAS MOVILIZACIONES SON UNA PIEZA ÚTIL E INDISPENSABLE

El secretario general del Partido Comunista de España, Santiago Carrillo, ha intervenido anoche ante la

VI Conferencia provincial de Madrid del PCE, para hacer un análisis de los últimos acontecimientos.

«La democracia —dijo— es el Parlamento, son los Ayuntamientos, los organismos preautonómicos; pero

la democracia no sería una democracia viva si no hubiera libertades democráticas que dan a la clase

obrera la posibilidad de manifestarse con movilizaciones, para recordar a los parlamentarios que los

trabajadores no les conceden una carta en blanco.»

Y añadió: «Con las movilizaciones, hemos defendido la plenitud democrática, y con ellas hemos obtenido

unos resultados fructíferos, ya que quienes habían preferido el acuerdo UGT-CEOE y PSOE-UCD al final

han accedido a discutir un acuerdo con el PCE para enmendar el Estatuto de los Trabajadores, y esto se ha

conseguido no sólo con la acción parlamentaria, sino también con las movilizaciones, que son una pieza

útil e indispensable.»

Dijo también que «hemos ido a la manifestación porque nuestro puesto está en el Parlamento, pero

también está en la calle con los trabajadores». Finalmente, manifestó que «estamos viendo con inquietud

el giro a la derecha de UCD».

«Y también nos preocupa mucho —añadió— que el PSOE y la UGT prefieran acuerdos con CEOE y

UCD a llegar a acuerdos con nosotros. Efectivamente, ha habido tentativas de aislarnos. La respuesta ha

estado en la calle con las movilizaciones y las huelgas. Tratar de aislar al PCE es una quimera absurda v

un peligro para la democracia misma.»

Más adelante, calificó una reciente intervención de Nicolás Redondo, secretario general de UGT en el

Congreso de Diputados, como «la más visceral, dura y cerril» contra el PCE «desde los tiempos más

duros».

«Estamos dispuestos a negociar —dijo—, pero no a un consenso cojo, artículo por artículo, minuto a

minuto durante los debates; sino que debe ser un acuerdo en conjunto referido a todo el Estatuto.»

 

< Volver