Autor: Llinás, Mª Ángeles. 
   Los prosoviéticos toman la dirección del PSUC     
 
 El Periódico de Cataluña.    06/01/1981.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Los prosoviéticos toman la dirección del PSUC

Los «euros» se mantienen en el partido para forzar un congreso extraordinario

Una profunda crisis se ha abierto en el seno del PSUC, tras el rechazo de las tesis

eurocomunistas, impuesto por los sectores prosoviéticos en el V Congreso. Mientras Antoni

Gutiérrez Díaz abandona la dirección, los euros se mantienen en el partido para tratar de forzar

un congreso extraordinario

Barcelona. El abandono de los principios eurocomunistas fue aprobado ayer, por escasa

mayoría, en la sesión plenaria del V Congreso del PSUC, que debatió las tesis programáticas.

Más de cuatrocientos votos a favor de la supresión, trescientos cincuenta y nueve en contra, y

veintiuna abstenciones fueron el resultado. Este triunfo era esperado por los sectores

prosoviéticos desde el inicio del congreso.

A partir de ahora serán posiblemente los prosoviéticos quienes acapararán la mayoría de los

puestos de la ejecutiva y también del comité central, a no ser que antes de finalizar el

congreso, y ante las dificultades para encontrar nuevos cargos directivos lleguen a un acuerdo

para la formación de una gestora. Esta posibilidad se barajaba entrada la noche.

«El eurocomunismo es una etiqueta que nos ha venido de fuera del partido y que no comulga

con la estrategia de la mayoría de los partidos comunistas». Así se expresó el ponente de la

mayoría prosoviética, Joaquin Boix, en contra del eurocomunismo, en su última intervención

antes de la votación definitiva. Boix añadió que el eurocomunismo comporta actitudes contra

los países socialistas y que tiene connotaciones «eurocentristas».

El portavoz de la minoría que defendía la continuidad del término, Jaume Mascaré manifestó

que el tema se había desviado y que lo que en principio fue la discusión por cambiar una

palabra ahora era una diferencia de conceptos. Pidió en un último intento de convencer a una

mayoría que los delegados no pusieran en peligro por suspicacias los criterios de colectividad

del partido.

Los «euros» se derrumban

En las tesis hay dos referencias sobre el eurocomunismo. En la primera ocasión se dice que

«la III Conferencia de este partido reafirmó su política eurocomunista, que es la estrategia para

la marcha hacia el socialismo en libertad con la pluralidad de partidos». En la segunda ocasión

es cuando afirma que «el eurocomunismo sólo puede ser alternativa si consigue unos

planteamientos supranacionales y la necesidad de alianzas con todas las fuerzas

progresistas», citando a socialistas, cristianos, progresistas, grupos radicales, entre otros. Toda

alusión pues a este término quedó ayer suprimida, con el posterior derrumbamiento de la

implantación, no mayoritaria, pero hasta ahora considerable, que mantenían dentro del partido

y de sus puestos de dirección los eurocomunistas.

(...) de semana, durante el debate en comisiones, las votaciones más importantes sobre política

internacional y eurocomunismo pusieron ya de relieve la pérdida de poder de los euros, pero

algunos de ellos esperaban un cambio a su favor en el último momento en parte por la presión

de Antoni Gutiérrez Díaz al afirmar que abandonaría la ejecutiva si triunfaban las tesis

prosoviéticas. Ni siquiera esto frenó a los afganos.

Boicot a López Raimundo

En cuanto a Catalunya se aprobó en un punto que habla de la reconstrucción de las

instituciones de Catalunya, añadir que «CiU y ERC han ido en contra de los intereses de las

clases populares». Otro punto referente a la energía nuclear quedó también enmendado en

contra de su presencia en Catalunya.

A partir de estos resultados, desde ayer se abre una amplia incógnita sobre la futura

implantación del PSUC en Catalunya y respecto a la configuración de su nueva ejecutiva. Ayer

tarde, antes de la votación, los prosoviéticos habían adquirido tal fuerza en la comisión de

candidaturas que consiguieron que no fuera colocado como candidato a presidente del partido,

Gregorio López Raimundo. Esto fue ya un aviso. Después de la votación, aunque estaba

previsto continuar con la discusión de las tesis el congreso quedó interrumpido durante una

hora larga. Algunos militantes devolvieron sus carnets allí mismo, otros se marcharon, los euros

quedaron desconcertados. M. A. Llinàs

 

< Volver