El PSC se desmarca de los comunistas  :   
 Reventós aconseja aceptar la hegemonía de los socialistas. 
 El Periódico de Cataluña.    06/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

El PSC se desmarca de los comunistas

Reventós «aconseja» aceptar la hegemonía de socialistas

Barcelona. El líder de los socialistas catalanes, Joan Reventós, se ha mostrado contrario a la

eventual «unión de la izquierda» propuesta por Antóni Gutiérrez Díaz, secretario general del

PSUC, en el informe del comité central saliente al Congreso del partido.

En unas declaraciones a Hoja del Lunes, Reventós considera que «en estos momentos, el

eurocomunismo está cayendo en barrena, no sólo en Catalunya y en España, sino también en

Italia y Francia».

Añade que «para un socialista sigue siendo inaceptable la práctica del centralismo democrático

en el seno de una organización política, porque en la práctica este sistema produce una forma

centralizada del poder, que es la negación misma de la democracia interna de un partido».

«No buscamos alianzas preferenciales»

Respecto al posible acuerdo con los comunistas, Reventós recuerda que «en las pasadas

elecciones presidenciales francesas ya se vio como en el último momento los comunistas

preferían una victoria de la derecha representada por Giscard D´Estaing que el triunfo de un

candidato socialista. Esto es un tipo de experiencias de alianzas entre socialistas y comunistas,

que los socialistas hemos de tener muy presente».

Tras afirmar que Gutiérrez Díaz ha sido siempre «muy propenso a dar consejos», Reventós le

da un consejo al dirigente máximo del PSUC: «Los comunistas habrían de aceptar, de una vez

por todas, y lo digo subrayándolo, la autonomía hegemónica de los socialistas en el conjunto de

la izquierda, tanto en Catalunya como en toda España, y ajustar su política a la aceptación de

este hecho».

«En estos momentos —dice finalmente Reventós— nosotros no buscamos ninguna alianza

preferencial, sino que lo que buscamos en el Parlament es la formación de nuevas mayorías

que permita hacer avanzar los contenidos de progreso en la legislación del Parlament y en el

control que debe ejercer sobre el Ejecutivo».

 

< Volver