Autor: ;Llinás, Mª Ángeles. 
   Los leninistas se aprovechan de la victoria de los prosoviéticos  :   
 Frutos y Ardiaca, secretario general y presidente del partido, por 71 y 67 votos sobre 110. 
 El Periódico de Cataluña.    07/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Los leninistas se aprovechan de la victoria de los prosoviéticos

Frutos y Ardiaca, secretario general y presidente del partido, por 71 y 67 votos sobre 110

• Para formar la ejecutiva se dispone de 10 días

• Claret puede dirigir la política municipal

La inestabilidad cae sobre el PSUC tras el V Congreso del partido. Mientras los leninistas,

con Paco Frutos a la cabeza, apoyan y se benefician de la victoria prosoviética, los euros

pasan a la oposición abierta. Para la ejecutiva suenan Claret, Luchetti, Calvet, López Bulla y

Rodríguez Rovira

Barcelona. Los principales dirigentes prosoviéticos se mostraban ayer en privado preocupados

por la crisis abierta en el Seno del PSUC tras el V Congreso, que se clausuró ayer por la tarde.

Ejemplo de este estado de ánimo que transcendió a EL PERIÓDICO es la frase del nuevo

secretario general, Francesc Frutos, cuando recibió las primeras felicitaciones, precisamente de

dirigentes euros: «No me felicitéis, porque esto es una situación dramática».

Paco Frutos fue elegido nuevo máximo responsable comunista, junto a Pere Ardiaca para el

cargo de presidente, hacia las dos de ayer por la tarde, después de una tensa primera sesión

del nuevo comité central, que había quedado formado en la madrugada.

Poco descansaron los nuevos dirigentes, que a las ocho de la mañana comenzaban la reunión

para elegir presidente y secretario general. La estrategia afgana tras la derrota euro fue a dar

cabida en el comité central a la casi totalidad de estos exigentes, precisamente para evitar un

vacío de poder que hubiera transformado en pírrica la victoria prosoviética.

Tendencia bisagra

La estrategia de estos sectores se vio favorecida por la definitiva actitud adoptada por el sector

leninista, al que la nueva situación del PSUC ha transformado en sector bisagra. Los leninistas

abandonaron en un momento determinado la reunión del central, para discutir aparte su

estrategia, en torno a una única pregunta, la necesidad de participar o no en la nueva dirección,

junto a los prosoviéticos y los sectores obreristas que les han apoyado.

Finalmente, los dirigentes leninistas, dando un vuelco a la postura adoptada en las anteriores

sesiones del Congreso —la de apoyar las tesis eurocomunistas, aunque de una manera lo

suficientemente ambigua; ejemplo, Andreu Claret se abstuvo cuando el pleno votó la enmienda

que pedía la supresión del eurocomunismo— dieron una salida al mar a los afganos

facilitándoles los dirigentes de que carecen.

Los leninistas decidieron capitalizar la situación a corto plazo, entrando en la dirección. Al

témino de esa reunión fraccional, volvieron a la sesión e impusieron el nombre de Paco Frutos,

que los prosoviéticos aceptaron porque tiene gran predicamento entre los sectores obreros.

Los "euros", a la oposición

La incógnita que se abre en el partido tras el congreso del revolcón no se disipará más que con

el transcurrir del tiempo y de los acontecimientos. Los sectores euros pasan a la oposición

abierta, con el firme propósito de forzar en un plazo medio —un año— un congreso

extraordinario, donde se debatan las tesis aprobadas en éste, según ellos, «ligeramente».

Confían en convertir el partido en lo que era; a partir de aquí se entiende el deseo de seguir

conservando su incidencia en la estructura del partido.

La distribución de poder en la nueva ejecutiva tardará al menos diez días. En los pasillos del

Congreso más va (...) se apuntaba una fuerte subida de Andreu Claret, leninista que podría

llegar a la secretaría de política municipal.

Hasta conocer los responsables de las diferentes áreas y sus principios de actuación, se

desconoce el grado de cambio que el PSUC introducirá en su estrategia ante el Parlament,

pactos municipales, desarrollo del Estatut, lucha contra la crisis económica en Catalunya, etc...

Paco Frutos aceptó finalmente el cargo, con la condición de que en la nueva ejecutiva

estuvieran los leninistas Claret, Lucchetti, López Bulla, María Dolors Calvet y Rodrí

guez Rovira. Cuando se aceptó, las votaciones de prosoviéticos y leninistas en el central.

fueron parejas. Ardiaca obtuvo 67 síes y (...)1 en blanco -de los euros- y Paco Frutos 71 a favor

y 28 en blanco. J.L. Martínez Ibáñez/M.A. Llinàs

 

< Volver