Autor: Martín Ferrand, Manuel. 
   Sábado de Gloria, Día de Reyes     
 
 El Periódico de Cataluña.    07/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Sábado de Gloria, Día de Reyes

Manuel Martín Ferrand

ME cuentan que ayer se escucharon por Pedralbes los taponazos del champán de la alegría.

No era únicamente la comida de Reyes y su roscón: la alta burguesía barcelonesa celebró con

toda propiedad el desarrollo del congreso del PSUC. Es decir, el olvido del eurocomunismo y el

triunfo del leninismo; el hecho de que el enemigo considerara fracasada la distensión y se

dispusiera a considerarse más como enemigo; la marginación de los líderes más capaces y

lúcidos del comunismo español. En definitiva, se brindaba por la sensación de que «el enemigo

cuanto más malo mejor, porque la lucha se hace entonces sin ambigüedad». Como se sabe, no

hay nada que alegre más a la inactiva, inconexa y escasamente luchadora derecha de este

país que las tribulaciones y achaques de la izquierda, porque de este modo pierden

protagonismo sus propios achaques.

Pero hay más cosas en juego. Desde la cooperación de la izquierda en la administración

municipal a las estrategias sindicales inmediatas, desde las movilizaciones en la calle a la

continuación de la sensación de endurecimiento por todos los lados. Y no sólo en Catalunya,

porque este congreso le ha colocado también una bomba de tiempo en el sillón al mismísimo

Santiago Carrillo. ¡Ya veremos si es verdad aquello de que el enemigo cuanto más malo mejor!

Por lo menos si tenemos en cuenta de que este país necesita que todos sumemos esfuerzos

para auparlo, y que lo contrario es un lujo que no está a nuestro alcance.

Lo sucedido va a trascender a los ámbitos de la política internacional. Por el Este soplan

vientos que dicen que no hay un comunismo posible sin Moscú, y eso no es un mensaje

alentador para la libertad. Es, por el contrario, el más duro golpe asestado al comunismo

español desde el nada desdeñable de su legalización, que puso fin a la mística de la

clandestinidad. Y también en fecha significada: aquello fue el sábado de Gloria y esto el Día de

Reyes.

 

< Volver