El PCE tiene una tentación cunhalista     
 
 ABC.    05/09/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

«El PCE tiene una tentación cunhalista»

LISBOA (Efe). El secretario general del Partido Socialista Obrero Español, Felipe González,

considera que existe en el Partido Comunista Español una «tentación cunhalista, originada por

razones de orden estructural y coyuntural». En la entrevista que publica el matutino lisboeta,

«Portugal Hoje», el líder del primer partido de la oposición española considera que el PCE está

«en crisis», resultante de la opción por el eurocomunismo, de una parte, y de la incapacidad de

romper con la organización jerárquica interna del tipo marxista-leninista y con Moscú, por otra.

Entre los motivos de orden coyuntural que llevarían al PCE a sentir la «tentación cunhalista»

(del ortodoxo líder comunista portugués, Alvaro Cunhal), Felipe González destacó la

comparación entre los resultados electorales obtenidos por los comunistas de los dos países,

en que los portugueses lograron una ventaja evidente.

En cuanto a la situación de España, el líder del PSOE afirmó que existe «una confrontación

interna muy dura» en la Unión de Centro Democrático, en el Poder, crisis que se debería al

hecho de ser un partido «ficticio», una coalición de fuerzas distintas, «cuyo lazo de unión es

más los intereses que las ideas».

A su juicio, la crisis resultaría también del «fracaso evidente» de la experiencia gubernativa de

la UCD.

CRISIS SUPERADA.—González afirmó también que la crisis que envolvió al PSOE con

ocasión del Congreso del pasado año está «ampliamente superada» y considera que su partido

es el que se encuentra en mejor posición para ser alternativa de Poder en España. El líder

socialista señaló, por otra parte, la «conciencia» entre la política perseguida por la UCD y la

Alianza Democrática portuguesa de cara a la situación económica y social. A su juicio, los

Gobiernos de derecha tratan de defender los intereses de las clases privilegiadas, y «el

resultado más significativo de su política es el de hacer pagar los mayores costes de la crisis

económica a las clases trabajadoras y los sectores populares más desfavorecidos».

Tras referir que no está todavía definida la táctica del PSOE para intentar asumir el mando de

la vida política en las próximas elecciones, Felipe González dijo que los socialistas de Portugal

y España tienen un mismo problema objetivo: el ser un proyecto mayoritario, que puede ser

obtenido por el partido sólo o a través de fuerzas complementarías que le garanticen el resto

del apoyo necesario.

El líder del PSOE rechazó la posibilidad de formación de frentes populares en España y

Portugal y afirmó que, mientras la derecha trata de crear un espacio electoral resultante de

unidad de esfuerzos, las diferencias entre socialistas y comunistas apuntan a una división en el

electorado. Para Felipe González, los comunistas pretenden ocupar el espacio electoral de los

socialistas (fenómeno eurocomunista), lo que obliga a éstos a responder 8 través d« la

ampliación de su base electoral.

 

< Volver