Autor: Fernández, Jorge. 
 Sánchez Montero critica al Congreso. 
 Acuerdos estrechos, sectarios y dogmáticos     
 
 Diario 16.    07/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Sánchez Montero critica al Congreso

«Acuerdos estrechos, sectarios y dogmáticos»

Jorge FERNANDEZ

Madrid Simón Sánchez Montero, diputado del PCE y considerado como segundo de a bordo de este

partido, tras Carrillo, calificó ayer de «estrechos, sectarios y dogmáticos» los acuerdos fundamentales

tomados por el V Congreso del PSUC.

A título personal declaró a DIARIO 16 que los acuerdos referentes al eurocomunismo y la política de

bloques en el mundo significan «una ruptura con los estatutos del PCE y del PSUC, en lo relativo a las

relaciones entre los dos partidos».

Simón Sánchez Montero se quejó de que en las resoluciones que se han adoptado no se respetan los

acuerdos a que se llegaron en el encuentro celebrado en el mes de octubre por delegaciones de los dos

partidos.

Entonces, una delegación del PCE formada por Santiago Carrillo, Nicolás Sartorius y el propio Sánchez

Montero se entrevistó con otra del PSUC, para tratar de reconducir las relaciones entre ambos partidos,

que se encontraban deterioradas por exceso de «catalanismo»

El diputado comunista y secretario del comité provincial de Madrid aclaró a este periódico que estaba

convencido de que el PCE va a seguir con su política eurocomunista,

Se sorprendió de los acuerdos tomados e indicó que significan un cambio completo en la política del

PSUC, que durante tantos años ha mantenido. «Hay un 19 por 100 del electorado que votó al PSUC por

política eurocomunista, y esto hay que tenerlo en cuenta.»

Aspectos criticados

Los dos aspectos que más critica Sánchez Montero del V Congreso del PSUC son los relativos al

eurocomunismo, que como se sabe fue rechazado por 359 votos a favor y 424 en contra, y los relativos a

la política exterior.

«Según las tesis aprobadas, en el mundo existen dos bloques explicó Sanchez Montero— el socialista y el

imperialista. El bloque socialista lo forman los países socialistas, el Tercer Mundo y la clase obrera en

general, mientras que el otro bloque lo componen los principales países capitalistas.»

«Pues bien —siguió—, esto se traduce en que todos los países deben seguir la política dictada por la

Unión Soviética, que ocupa el lugar hegemónico dentro del bloque socialista. Con esto es con lo que no

estamos de acuerdo.»

El diputado comunista no se atrevió a predecir las consecuencias que puede tener la victoria de los pro

soviéticos y los acuerdos tomados.

 

< Volver