Autor: Coll Gilalbert, Antonio. 
 Antoni Gutiérrez busca el consenso en el V Congreso. 
 El tema U.R.S.S. no dividirá a los comunistas catalanes     
 
 Diario 16.    05/01/1981.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

NACIONAL

Antoni Gutiérrez busca el consenso en el V Congreso

«El tema U.R.S.S. no dividirá a los comunistas catalanes»

El secretario general del PSUC hizo ayer unas declaraciones en las que trata de congeniar las distintas

posturas de enfrentamiento surgidas entre los asistentes al V Congreso en torno al tema U.R.S.S. Sin

embargo, los pro soviéticos y eurocomunistas lucharán hoy por conseguir la mayoría en el nuevo comité

central que deben elegir.

Barcelona:

Antonio COLL GILABERT, corresponsal

«En el partido pueden convivir perfectamente personas que tengan concepciones distintas sobre la Unión

Soviética», declaró ayer Antoni Gutiérrez, secretario general del PSUC, durante una rueda de prensa

sabré la celebración del V Congreso del partido.

Con estas palabras intentó limar el enfentamiento que existe en el seno de los delegados asistentes al

congreso, entre las posiciones llamadas eurocomunistas y las pro soviéticas.

Para Antoni Gutiérrez, «lo más importante es el hecho de que se coincida en unas coordenadas globales

que vienen subrayadas en la propuesta de un frente por la paz y contra el imperialismo».

En este sentido, aclaró que «nosotros no necesitamos denunciar a la Unión Soviética para que se nos

considere demócratas, ni hemos de ser acríticos para que se nos considere comunistas».

Jordi Solé Tura, como representante de la comisión de redacción de las tesis programáticas que el comité

central saliente ha presentado a la consideración del plenario, presentó un informe en el que se analizan

las 135 resoluciones presentadas por las dií´erentes organizaciones.

Partido eurocomunista

Según éstas, se denota un interés muy notable por las cuestiones internacionales, y más bien escaso por

los temas de los movimientos de masas y la reconstrucción nacional de Cataluña.

La calificación del partido como eurocomunista seguirá vigente de acuerdo con la votación del informe

presentado por el secretario general, Antoni Gutiérrez. Aunque amplios sectores habñan pedido la

desaparición de este término, al fin se mantendrá.

La votación del informe político de la ejecutiva, fue lavorable a ésta, aunque por un margen estrecho,

teniendo en cuenta la amplia abstención registrada: 419 votos a favor, 78 en contra y 282 abstenciones.

«Abandonar el término eurocomunismo —había dicho Gutiérrez sería no sólo una cuestión semántica,

sino que significaría prescindir del "socialismo en libertad" y de la revolución de la mayoría», tesis

compartida por Ignacio Gallego, del PCE, presente en el congreso, a falta de Santiago Carrillo, de quien

no se sabe si asistirá a la clausura del mismo o seguirá manteniéndose ausente.

La directiva del partido no ha tenido más remedio que reconocer la pérdida de más de un tercio de los

militantes.

Crisis interna

Actualmente el PSUC tiene unos 21.000 afiliados en Cataluña, pero entre ellos hay un importante sector

descontento con la dirección del partido. Los pro soviéticos han demostrado tener una fuerza importante

en este congreso y ser mayoría en el Valles (Saba . dell, Tarrasa, etcétera) y en las ciudades del cinturón

industrial barcelonés. Desearían que se abandonara la táctica eurocomunista y el PSUC recobrara el radi

calismo de planteamientos, sobre todo, en el campo socioeconómico.

A medida que avanza el congreso, la impresión es, pese a todo, que al final acabará produciéndose un

compromiso entre las dos corrientes, con reflejo en la composición de Ja candidatura que resulte elegida

para el comité central, máximo órgano directivo, encargado a su vez de nombrar al presidente y al

secretario general, siendo de esperar que Antoni Gutiérrez siga al frente del partido

Dimisiones en «Treball»

Otro signo del malestar existente en el seno del partido, es lo ocurrido con el semanario «Treball», órgano

de expresión equivalente a nivel catalán a «Mundo Obrero» y como él en plena crisis.

El director Joan Busquets ha anunciado ahora su dimisión que tenía meditada hace tiempo y en la que le

acompañará el redactor jefe y buena parte de la plantilla. Desde hace un tiempo, «Treball" había sido

sobre todo blanco de las críticas de los pro soviéticos del partido, que le acusaban de ser un órgano de la

línea eurocomunista. Ahora se comenta que accederá a la dirección un leninista.

 

< Volver