A preguntas de Carrillo sobre su marcha del partido, dijo que es posible. 
 Tamames se confiesa ante el comité central del PCE     
 
 Diario 16.    08/05/1981.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Diario 16/8mayo81

NACIONAL

13

A preguntas de Carrillo sobre su marcha del partido, dijo que «es posible»

Tamames se confiesa ante el comité central del PCE

Ramón Tamames se tuvo que confesar ayer ante el pleno del comité central del partido sobre su marcha

del PCE, a instancias del jefe Carrillo. Aunque, ni afirmó ni negó.

Madrid — Ramón Tamames, diputado comunista por Madrid y miembro del comité central del PCE,

tuvo que responder ayer en la reunión del máximo órgano de su partido entre congresos a las preguntas

que se le hicieron sobre su abandono del Partido Comunista.

A las noticias del miércoles, confirmadas en fuentes familiares muy próximas a Tamames por este

periódico, hay que añadir las explosivas declaraciones de Francisco García Salve, el «cura Paco», antes

de que ayer mismo el comité central del PCE decidiera sobre su permanencia o no en el seno del puente

de mando del Partido Comunista.

Ambos hechos, a los que podría unirse algún otro cese, han desatado un auténtico terremoto en el partido

del jefe Carrillo. Mientras Tamames, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, habla de

«estructuras monolíticas» y de la necesidad de cambios profundos, entre ellos en la secretaria general, el

«cura Paco» denuncia «caza de brujas» y censura en el seno de las más altas instancias del PCE de que

Francisco García Salve califica de «gerontológicas».

Pilar Brabo

En este orden de cosas, algunas fuentes comunistas apuntaban ayer también la. posible salida de Pilar

Brabo del PCE, aunque este extremo no ha podido ser confirmado. La diputada por Alicante podría haber

perdido fuerza en la cabeza del partido, y un hecho demostrativo de los malos vientos que soplan en este

sentido sería que no prospe ró en el seno del comité central la propuesta de Pilar Brabo, por la que se

respetaría la independencia de posturas minoritarias en el órgano informativo del PCE.

A poco de comenzarse la jornada de ayer del comité central, y antes de proseguir con la discusión sobre

estatutos, Sixto Agudo dijo que «yo creo que antes de que intervenga Ramón Tamames tiene que dar una

explicación para negar o afirmar lo que la prensa de esta mañana dice».

Tamames contestó que «yo no tengo nada que afirmar o que negar, porque personalmente no he dicho

nada a la prensa. Y cuando tenga que hacer una declaración expresa sobre mi posición definitiva acerca

de este tema, desde luego los primeros que la conoceréis seréis los miembros del comité central».

El que sí desmintió categóricamente su marcha del partido fue el portavoz comunista y vicepresidente de

la Diputación de Madrid, Luis Larroque, porque, según manifestó ayer a DIARIO 16, «no tengo deseos,

ni intención, ni me cabe la duda para abandonar el PCE, y además estoy trabajando duro por el

eurocomunismo».

Larroque añadió que, en su caso, ha habido una extrapolación por su amistad con Tamames, al que

intentará convencer para que permanezca en el Partido Comunista.

El «jefe» pregunta

Santiago Carrillo intervino a continuación para decir textualmente: «Esta mañana, a las ocho, por la

Cadena SER, el alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván, ha declarado que ayer Ramón Tamames le

comunicó su intención de salir del Partido Comunista. Que esa comunicación no era una comunicación

confidencial y que por eso él la hacía pública.»

«Añadió en esas declaraciones Tierno Galván siguió diciendo Carrillo— que la salida de Ramón

Tamames no significaba la ruptura del pacto municipal socialistascomunistas, que era un pacto entre

partidos independientemente de las personas.»

Y terminó Carrillo: «Yo quiero preguntar a Ramón Tamames si la declaración de Tierno Galván es

exacta, responde a algo que ha ocurrido o no.»

El concejal y diputado todavía comunista le contestó al jefe Carrillo que «yo tengo que decir, y no tengo

ningún inconveniente en hacerlo, que en el día de ayer yo le comuniqué al alcalde mi inquietud sobre este

tema, le indiqué que estaba dentro de lo posible que yo saliera del partido, que no había tomado una

decisión definitiva y le rogué que mantuviera reserva».

«Eso es así —añadió Tamames—, y además quiero aclarar a los camaradas que yo no he pretendido

nunca quedarme en el Ayuntamiento de Madrid. No he pedido nunca quedar en ningún puesto de este

tipo. Y si después de estas aclaraciones puedo seguir en el uso de la palabra, así lo haré.»

Por su parte, el «cura Paco» dijo que «si no me echan, tendré que dimitir, pero por mayoría me

expulsarán», y añadió que «yo me quedo en el partido. Los que se tienen que marchar son Tamames

señaló que estaba dentro de lo posible. Por su parte, el «cura Paco» indicó que los que se tenían que

marchar son Carrillo, Sánchez Montero, Ballesteros y Romero ellos», y acusó a Ballesteros, Simón

Sánchez Montero, Carrillo y Romero Marín de perpetuar gerontológicamente los cargos

García Salve, que se apenó por la salida de Tamames del PCE, dijo que «es un tío cojonudo, el no va más

en el partido, el candidato a la secretaría general, que se tiene que marchar por no

comulgar con las ruedas de molino de Carrillo».

El pleno del comité central aprobó por la mañana el anteproyecto de estatutos, en el que se contempla al

Partido Comunista como un solo partido, pero en el que se establece un notable desarrollo de la

autonomía para cada uno de los partidos nacionales

 

< Volver