Autor: Vigil y Vázquez, Manuel. 
   López Rodó, nombrado presidente de Acción Regional Catalana     
 
 Ya.    02/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

López Rodó, nombrado presidente de Acción Regional Catalana

BARCELONA, 1. (Por teléfono, de nuestro corresponsal, Manuel Vigil y Vázquez.)

Primera asamblea de Acción Regional Catalana, de la que ha salido nombrado presidente del partido don

Laureano López Rodó. Asisten unas setecientas personas, entre ellas las delegaciones de partidos

invitados al acto. Reforma Democrática de Cataluña, Unión del Pueblo Español, Unión Nacional

Española y Unió Catalana, partidos todos autónomos dentro de organizaciones de ámbito nacional, como

es Acción Regional Catalana, pues dice el señor López Rodó que carece de lógica en cerrarnos en

Cataluña en partidos aislacionistas y repudiar los partidos de ámbito nacional español, cuando se está

asistiendo al nacimiento de europartidos ante la celebración el año que viene de elecciones para el

Parlamento Europeo. Los partidos calificados de "aislacionistas" por el señor López Rodé son los partidos

llamados de "obediencia catalana".

El presidente de Acción Regional Catalana, aplaudido una docena de veces en su parlamento de clausura

de la asamblea, lo ha sido particularmente al tratar de la cuestión catalana y al denunciar la similitud de

los programas comunistas y socialistas, "primos hermanos". Defensa de los más altos idéales de Cataluña,

del reconocimiento de su personalidad y de su autonomía, pero sin dejarse arrastrar por conatos

separatistas, lo "que sería suicida y que tendría un desenlace tragicómico, como lo tuvo ya en 1934", lo

que le vale la primera ovación de la asamblea. Repudio del separatismo y repudio también con la misma

contundencia del centralismo uniformista, que desconoce la evidencia del hecho regional, pasaje

subrayado igualmente con gran aplauso. Con el mismo vigor, afirmación de que Cataluña y España no

son realidades incompatibles ni simplemente contrapuertas. "Solamente estando

loe catalanes presentes en el Gobierno de España se podrá consolidar la autonomía de Cataluña. E1 mayor

error en que podríamos caer sería el de que nos dedicáramos "los catalanes a ganar dinero y los

castellanos a gobernar" Siguen los aplausos.

La segunda parte del discurso comenta "la semana trágica de Madrid" y pide el restablecimiento del

principio de autoridad, el apoyo a las fuerzas de orden público, evitar, el naufragio de la libertad y

reaccionar frente a la desmoralización. Para ello, solución civil mediante el robustecimiento de las fuerzas

políticas legales. "Cada vez se hace más necesaria la unión de todas las fuerzas conservadoras del país

para hacer frente a la subversión y. a quienes directa o indirectamente la propician,"

Alude luego a la situación económica, debida a su juicio a la falta de confianza, que "ni se compra ni se

vende", sino que se merece.

Previamente la asamblea aprobó mociones sobre agricultura y ganadería, cuyo ponente, don Juan Grau

Deumal, agricultor de esta provincia, concreto y decidido, recibió gran aplauso, reiterado al elegírsele

para una de las vicepresidencias; sobre participación de la mujer en la politíca; la pequeña y mediana

empresa; la problemática social, y la Juventud, presentada ésta por un muchacho despeinado y sin

corbata, que hizo muy concretas puntualizaciones al comportamiento de "nuestros mayores". Tras unas

propuesta», una de ellas relativa a la juventud, fue aprobada la declaración programática, presentada por

don José María Ordeix, respondiendo a los postulados regionalistas, conservadores y humanistas, sobre

los que seguidamente, y hablando en catalán, como casi todos los oradores, se pronunciaría en definición

de Acción Regional Catalana su presidente, el señor López Rodó.

 

< Volver