En torno a un acto del lunes en Zamora. 
 Inexactitud de una información sobre Fraga     
 
 Arriba.    02/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EN TORNO A UN ACTO DEL LUNES EN ZAMORA

INEXACTITUD DE UNA INFORMACIÓN SOBRE FRAGA

ZAMORA, (Pyresa.) —Personalidades zamoranas, simpatizantes de Alianza Popular, han cursado

telegramas de indignada protesta a las direcciones de una agencia informativa y a un diario de Madrid por

la inexacta y tendenciosa información publicada ayer en el diario madrileño, recogiendo un despacho de

aquella agencia en torno al acto de presentación en Zamora del programa de Alianza Popular por su

secretario general, Manuel Fraga Iribarne.

El despacho de la agencia, que aparece bajo el titulo de «Fraga, abucheado en Zamora», está plagado de

inexactitudes. El teatro, con capacidad aproximada de mil butacas, se llenó completamente y aún tuvieron

que resignarse a quedar fuera numerosas personas.

Días antes se habían recibido confidencias sobre la posible llegada a esta capital de personas de Madrid,

Valladolid y Salamanca con el ánimo de boicotear el acto y quizá por ello en las proximidades de la sala

cinematográfíca se había montado una discreta vigilancia por las fuerzas del orden público.

Relato del acto

El diario local «El Correo de Zamora», que publica una amplía información ilustrada con fotografías que

demuestran la masiva concurrencia, refiere así el mínimo incidente surgido hacía la mitad de la

intervención del señor Fraga. Hacía entonces el secretario de Alianza Popular un llamamiento a la

juventud para que se ponga de su parte toda la imaginación necesaria para que la reforma sea rápida,

suficiente, pero ordenada, no entreverada con la sangre ni con la punta de las metralletas. «En ese

momento, dice «El Correo de Zamora», entre los aplausos se percibió en la sala el conjunto de silbidos de

un grupo, al parecer, disconforme. El señor Fraga, sin perder la compostura, esperó a que se hiciera el

silencio y, a renglón seguido, explicó cómo las personas últimamente asesinadas en España eran hombres

del pueblo, no gentes de grandes familias ni adineradas, hombres humildes que durante años los agentes

del orden dijo, han dedicado su vida a mantener la paz, a vigilar el orden, a mantener intactas nuestras

vidas y nuestro modo de vida. Por eso (elevó la voz el señor Fraga), quienes silban parecen estar de

acuerdo con quienes manejan las metralletas. Un estruendoso y prolongado aplauso acogió estas palabras

del señor Fraga Iribarne, y los al parecer autores de los silbidos abandonaron la sala.» La información de

«El Correo de Zamora", concluye así: «Terminada la conferencia, el moderador dio paso al coloquio

previsto. Pero sólo se hizo una pregunta. Recuérdese que, como queda dicho, los que posiblemente

hubieran «dado juego» en el coloquio (los componentes de la «anticlaque») habían salido a media

conferencia sin arrastrar los pies, apenas sin hacer ruido.

 

< Volver