Autor: Muñoz, Manuel. 
 El secretario del PCE insiste en la necesidad de un Gobierno fuerte. 
 Carrillo: Recogeremos millones de firmas para pedir un referéndum sobre la entrada en la OTAN     
 
 El País.    07/07/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

El secreterio general del PCE insiste en la necesidad de un "Gobierno fuerte"

Carrillo: "Recogeremos millones de firmas para pedir un referéndum sobre la entrada en la OTAN"

MANUEL MUÑOZ, Valencia El secretario general del Partido Comunista de España, Santiago Carrillo,

reiteró, en un mitin celebrado el domingo, en Alacuas (Valencia), la negativa rotunda de su partido a que

España entre en la OTAN y las exigencias de que este temare someta a referéndum. Dijo que el PCE va a

recoger «millones de firmas» con este fin, insistió en la necesidad de un «Gobierno fuerte», con amplia

base popular, y pidió que caiga «todo el peso de la ley» sobre los golpistas del 23 de febrero.

El mitin se desarrolló en el marco de la fiesta del Partido Comunista del País Valenciano, y contó con la

asistencia de varios miles de personas, que interrumpieron a Carrillo con aplausos en repetidas ocasiones.

«El Gobierno ha anunciado su propósito de meternos en la OTAN», indicó Carrillo. «Los comunistas

decimos no». Añadió que la entrada de España en el Pacto Atlántico supondría romper el equilibrio actual

entre los bloques y, además, dividir a las fuerzas democráticas en nuestro país.

«Exigimos que se haga un referéndum consultivo para que cada mujer y cada hombre de este país diga si

quiere la muerte atómica. Vamos a recoger millones de firmas de españoles para que no sean los

diputados de ÜCD y de la derecha los que nos embarquen en esta aventura».

Acerca del frustrado golpe de Estado del 23 de febrero, el líder comunista puso de relieve el rechazo de la

población ante tales tentativas, y dijo que «el pueblo español no quiere una nueva guerra civil, y todavía

quiere menos ver a la cabeza del país a los que nos han estado oprimiendo durante cuarenta años». Indicó

que «esta democracia debe dejar de ser una democracia en libertad vigilada, para ser una democracia

vigilante. Para eso hace falta que los responsables del golpe del 23 de febrero sean castigados con todo el

rigor de la ley». «Que no se diga», puntualizó, «que los que decimos esto estamos atacando a las Fuerzas

Armadas. Nuestro respeto hacia las Fuerzas Armadas es real, pero ellos mismos son los primeros

interesados por su prestigio y por su honor en que sean castigados los que han violado el juramento de

fidelidad que dieron».

El secretario general del PCE enlazó las alusiones de este tema con la necesidad de lo que denominó «un

Gobierno fuerte que tenga la más amplia confianza del pueblo».

El líder comunista señaló que «la izquierda tiene que echarle a veces una mano al Gobierno, y no porque

tengamos miedo de los generales: es que en este país los más interesados en defender la democracia

somos las fuerzas de izquierda». En unas declaraciones realizadas por Carrillo poco antes del mitin,

manifestó, acerca de la posibilidad de elecciones anticipadas, que «sería un gran error, y no contribuirían

a afirmar la democracia».

Durante el mitin, el secretario general del PCE aludió a lo que calificó de «moda de las fundaciones y

clubes políticos frente a los que critican a los partidos políticos democráticos», señaló. «Quiero decir que

en España, atacar a los partidos es facilitar la vuelta del Movimiento Nacional, la llegada del golpe de

Estado y el hundimiento de la democracia».

Añadió que es necesario defender los partidos políticos como instrumento fundamental de la democracia,

y dijo que el 10° Congreso del PCE va a resolver los problemas de esta formación «en una confrontación

de opiniones democráticas y libre, donde los acuerdos de la mayoría serán obligatorios para todos.

 

< Volver