Autor: ;Prieto, Joaquín. 
   Las minorias tendrán mayores facilidades para expresarse ante el Congreso     
 
 El País.    29/07/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Las minorías tendrán mayores facilidades para expresarse ante el Congreso

Las distintas tendencias del PCE tendrán mayores oportunidades para expresarse en este congreso de lo

que inicialmente se preveía, al haberse aprobado una enmienda al reglamento de funcionamiento del

congreso, por la cual serán discutidas en sesión plenaria todas las propuestas que obtengan el 25% de los

votos de las correspondientes comisiones. La victoria fue saludada con grandes aclamaciones por

renovadores y nacionalistas.

La enmienda citada fue planteada al congreso por el secretario general del PC vasco, Roberto Lertxundi,

en el sentido de que se rebajara al 25% de los votos el porcentaje necesario para que las propuestas

minoritarias pudieran ser defendidas en el pleno, hasta ahora situado en el 33%. Simón Sánchez Montero

mantuvo el criterio de la dirección, consistente en dejar el porcentaje actual. Puesta a votación la

enmienda de Lertxundi, obtuvo 488 votos a favor, 458 en contra y 61 abstenciones.

Los sectores renovador y nacionalista, que habían sostenido esa propuesta para tener mayores

oportunidades de hacerse oír, prorrumpieron en una gran ovación de triunfo. Marcelino Camacho sé

abstuvo en este tema, mientras Carrillo y demás miembros significados de la dirección votaban en contra.

Pasaron cinco horas —el tiempo necesario para que Carrillo leyera su magno informe— cuando el

presidente del congreso, Gerardo iglesias, anunció que debía repetirse la votación anterior, por un

pequeño error en el recuento anterior. Tras los silbidos y otras muestras de protesta, por parte de quienes

veían en ello una maniobra para volver la votación del revés, ésta fue repetida, y de nuevo volvió a

aprobarse la enmienda de Lertxundi. Renovadores y nacionalislas reanudaron sus muestras de

entusiasmo, mientras algunos de ellos comentaban en voz baja: «Mientras no sea lo último que

ganemos...».

No prosperó, por el contrario, otra propuesta en el sentido de que la sesión dedicada a la presentación de

candidatos al nuevo comité central sea abierta a la Prensa, única excepción entre las amplias muestras de

apertura mostrada por los organizadores de este congreso. En palabras de Sánchez Montero, que se opuso

a esa posibilidad, la presencia de la Prensa en la presentación de candidaturas «podría coartar la libertad

de expresión de los delegados».

Dolores Ibárruri recibió, al llegar a la sala del congreso, la mayor ovación registrada en el mismo.

Santiago Carrillo entró poco después, y fue bastante aplaudido. Este congreso no registra apenas puños en

alto, ni gritos rítmicos —salvo el que saludó a la delegación de Comisiones Obreras—. Los únicos

momentos vibrantes se produjeron en la presentación de delegaciones extranjeras, entre las cuales fueron

especialmente ovacionadas las de Cuba, Frente Sandinista, Frente Farabundo Martí (El Salvador), Frente

Polisario y Partido Comunista italiano.

La información sobre el X Congreso del PCE fue realizada por Joaquina Prades y Joaquín Prieto.

 

< Volver