Autor: Zamarro, José María. 
 Serán expulsados del partido si no lo hacen. 
 Los excluidos de la lista comunista no renuncian a ser concejales     
 
 ABC.    19/11/1981.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

JUEVES 191181

LOCAL

A B C / 21

Serán expulsados del partido si no lo hacen

Los excluidos de la lista comunista no renuncian a ser concejales

MADRID (José María Zamarro). Más de la mitad de los candidatos Incluidos en la lista electoral

comunista al Ayuntamiento de Madrid en las pasadas elecciones municipales se niegan a renunciar a su

derecho a cubrir las vacantes producidas por la expulsión del PCE de cinco concejales madrileños.

Concretamente, la negativa la han firmado 17 candidatos; seis más están dispuestos a firmarla, aunque

físicamente no lo han podido hacer; hay otros tres componentes de la lista que se han salido del partido y

que también firman. Por último, también se espera que firmen otros tres o cuatro candidatos con los que

aún no se ha podido tomar contacto. El Comité Provincial de Madrid del PCE ha anunciado que si estos

candidatos no renuncian, serán expulsados del partido.

La razón de esta negativa a renunciar se fundamenta en el procedimiento empleado por el Comité

Provincial para ello, a base de ir citándolos en las oficinas del partido para firmar la renuncia, sin ningún

tipo de debate político que justifique esta decisión de la directiva de saltarse en la lista a unos candidatos

y sin ningún tipo de explicación personal a los afectados, por lo menos. Alguno de los miembros de la

candidatura, como es el caso de Julio Segura, han sido saltados sin solicitarle siquiera su renuncia.

DESHONESTO Y ARBITRARIO

Todo esto que dijo José María Santos, delegado de Sanidad del Ayuntamiento y miembro de la lista

electoral, nos parece absolutamente deshonesto, arbitrario y totalmente en contra de los Estatutos del

partido. No renunciamos a nuestro derecho a ser concejales en estas condiciones y presentaremos batalla

tanto en los órganos internos del partido como en la Junta electoral.

«El artículo 67 de los Estatutos del PCE, en el que parece basarse el Comité Provincial para pedirnos ia

renuncia —indican los candidatos excluidos— no se aplica correctamente, ya que establece literalmente

que "el afiliado que resulte elegido está obligado a poner su cargo a disposición del partido". Nosotros no

hemos sido elegidos y, por lo tanto, no tenemos que poner nada a disposición del partido.» «Por otra

parte, el artículo 68 de los Estatutos comunistas —dicen los excluidos— explica detalladamente el

procedimiento para la elaboración de las listas electorales, con participación de los organismos

intermedios del partido, de modo que la lista final es el resultado de un debate interno de los militantes

del partido.»

La petición de una renuncia masiva de candidatos la consideramos un fraude a las voluntades múltiples

expresadas a lo largo del proceso de elaboración de la candidatura, pues, si se hubiese querido trastocar

de

forma tan aparatosa el orden nominal de su candidatura, se hubiera propuesto o aprobado en el momento

procedimental oportuno.

LISTAS CERRADAS Y BLOQUEADAS

El sistema electoral español se caracteriza por establecer un sistema de listas cerradas y bloqueadas; «es

decir —indican los candidatos excluidos— nadie tiene derecho dentro de cada candidatura, ni el elector ni

el partido proponente, a elegir a los candidatos que prefiere, pues éstos vienen rigurosamente

determinados por la voluntad que confeccionó la candidatura y la hizo pública ante el cuerpo electoral».

Una vez adquiere firmeza la candidatura, con un determinado orden, nadie puede introducir variaciones,

ya que eso soto sería posible si el sistema electoral fuera de foto preferencia! y no de lista bloqueada. «De

ello se deduce —incidan los excluidos— que, según la legislación electoral, un partido no stá facultado

para alterar, hasta desvirtuarla, x candidatura una vez celebrada la elección, pues estaría realizando un

fraude a la letra y al espíritu de la ley.»

Entre los miembros de la lista electoral a los que el partido ha pedido que renuncien hay un

independiente, Tomás Lorenzo Martínez, que no pertenece al PCE, ni está sometido a su disciplina y, por

lo tanto, no puede ser expulsado. Este candidato ha enviado una carta al Comité Provincial en la que

recuerda su condición de no militante. Tomás Lorenzo ocupa el puesto 43 de la lista y está delante de José

García Ogalla, puesto 53, que es uno de los sustitutos desiganados por el Comité Provincial. Esto va a

crear un grave problema jurídico, ya que nadie puede obligar a Tomás Lorenzo a renunciar a su derecho a

ser concejal ni expulsarlo de un partido al que no pertenece. Según la ley electoral, los cargos de concejal

se adjudican según el orden nominal de la candidatura de cada partido, a no ser que se renuncie o se le

expulse del partido que propone la lista.

FIDELIDAD POLÍTICA

«La selección de miembros de la lista que ha realizado el Comité Provincial —dicen los candidatos

excluidos— se ha hecho en base a fidelidades políticas de los elegidos y no en base a la oferta política

que se hizo en las elecciones. Los propuestos como sustitutos con juez y parte en todo este conflicto, ya

que cuatro de los cinco pertencen al Comité Provincial que ha decidido la expulsión y sustitución de cinco

concejales del Ayuntamiento.»

«El PCE de Madrid —dicen los candidatos excluidos— está políticamente aislado del resto de los

militantes. Todo se lo guisa y se lo come en su interior.» «Según nuestras noticias —dijeron—, los

posibles sustitutos de Carlos Soto y Julián Rebollo, concejales que dimitirán si se expulsa efectivamente a

sus cinco compañeros, también pertenecen al C?mité Provincial, lo que agrava aún más el aislamiento de

la Directiva provincial del partido.»

«Nosotros no queremos ser concejales. No es ésa la razón de nuestra negativa a renunciar. Protestamos

por la forma antidemocrática en que se realiza la sustitución, soslayándose nuestros derechos como

candidatos», dicen tos excluidos. «No formamos una tendencia organizada dentro del partido —añaden—

, pues entré nosotros hay gente que ha defendido posturas políticas encontradas dentro del partido. Lo que

defendemos comúnmente es una concepción del partido, manteniéndonos fieles a su X Congreso, pero en

rebeldía contra las arbitrariedades de una Directiva como la actual.»

 

< Volver