Según el director general de Administración Local. 
 El candidato independiente del PCE puede ser concejal si él lo desea     
 
 ABC.    19/11/1981.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

22/ABC

LOCAL

Según el director general de Administración Local

El candidato independiente del PCE puede ser concejal si él lo desea

MADRID. El candidato Tomás Lorenzo Martínez, que figura en la lista del PCE como Independiente, no

puede ser excluido en la elección de los nuevos concejales que sustituirán a los actuales destituidos por el

partido.

Según declaró ayer tarde a ABC el director general de Administración Local, Javier Soto, este candidato,

por su condición de independiente, no está sujeto a la disciplina del partido y, por tanto, no puede perder

su cualidad de militante. La ley Electoral deja bien claro que sólo puede perder su condición de candidato

por expresa renuncia o porque su partido le expulse. Si es independiente sólo queda la renuncia; por lo

tanto, si no quiere hacer uso de ella, «este señor no se va si no quiere, pues el PCE no puede decidirlo».

Como ya hemos informado, el Comité Provincial del PCE que presentó el lunes a las personas propuestas

como sustitutos de los concejales expulsados ha expurgado en la lista, saltándose el orden correlativo y

dejando fuera de juego a candidatos como el catedrático Julio Segura o el actual delegado de Sanidad,

Santos Guede, hasta encontrar tos candidatos de mayor fidelidad política al Comité Provincial. El PCE ha

pedido a los excluidos que renuncien a su derecho a las concejalías, pues en caso contrario serán

expulsados, pero el señor Lorenzo Martínez se ha negado a renunciar a la concejalía.

Según el director gañera! de Administración Local, no existe ningún recurso legal para impedir que forme

parte del Ayuntamiento si él lo desea, y caso que el PCE no tenga en cuenta estas consideraciones, el

señor Lorenzo Martínez podría interponer un recurso legal, que, obviamente, tendría ganado de antemano.

Por otra parte, el señor Soto ha señalado que existe preocupación en la Dirección General y lamenta que

estos temas puedan producir daños a las instituciones. «Quizá sea necesaria una reflexión al llegar a este

punto de la ley de Elecciones y pensar si debe ser corregida. Verdaderamente, la voluntad de los

vecinos debe tener más peso específico. El tema ha producico desencanto entre la gente y el vecino lo ha

recibido muy mal, pues se ha visto engañado y pisoteado en su propia voluntad.»

 

< Volver