Autor: Losada González, Germán. 
 En Valladolid, si se expulsa a los cuatro concejales que organizaron un acto informativo con Lerchundi. 
 La mitad de los militantes abndonarán el partido     
 
 Diario 16.    17/11/1981.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

En Valladolid, si se expulsa a los cuatro concejales que organizaron un acto informativo con Lerchundi

La mitad de los militantes abandonarán el partido

Valladolid: Germán LOSADA, corresponsal

Los cuatro concejales comunistas del Ayuntamiento de Valladolid podrían ser expulsados del partido en

una repetición de la decisión tomada con respecto a capitulares de la Corporación municipal madrileña,

puesto que también los vallisoletanos organizaron una conferencia de Lerchundi y se han negado a cesar

voluntariamente en sus cargos.

De producirse la expulsión de Ángel Martínez de Paz, Pascual Felipe Fernández, Pablo Martín Alonso y

José Manuel Colina, más del 50 por 100 de los militantes comunistas en Valladolid abandonarían el PCE.

Así lo acordaron durante una reunión celebrada el pasado fin de semana en locales parroquiales del barrio

de Las Delicias, a la que asistieron unos doscientos afiliados.

Los asistentes a la asamblea anunciaron que «ante el profundo desprecio demostrado por la dirección de

Madrid y por el comité por ellos nombrados a las bases del partido, al paralizar y romper la organización

del PCE en Valladolid, acordamos dejar nuestra militancia activa y pasar a simples afiliados, no

participando en ninguna tarea de responsabilidad ni en agrupaciones ni en comités, a ningún nivel».

Tomaron también el acuerdo de que «en el caso de que se tomaran medidas tan graves como la expul sión

de los concejales comunistas, daremos una respuesta colectiva que podría significar el abandono masivo

de afiliados del PCE en Valladolid y provincia».

Insustituibles

Los cuatro concejales del Ayuntamiento vallisoletano que están a punto de ser expulsados formaban parte

del comité provincial del PCE que fue disuelto hace dos semanas por el secretariado del comité central.

La orden de disolución no fue acatada y el acto informativo con Roberto Lerchundi se celebró ante casi

un millar de militantes comunistas.

Los concejales comunistas pretendían continuar en sus cargos en el Ayuntamiento, desvinculados de la

militancia activa y desarrollando el programa electoral del PCE. Este propósito quedará truncado, al

parecer, por la posibilidad de la expulsión.

El alcalde vallisoletano, el socialista Tomás Rodríguez Bolaños, ha manifestado su apoyo a los cuatro

concejales asegurando que «la sustitución de unos compañeros que están realizando un trabajo muy

brillante en el Ayuntamiento, es prácticamente imposible». Actualmente los concejales comunistas se

ocupan de la enseñanza, los transportes urbanos, los festejos, el servicio municipal de limpieza y en

atender las necesidades de vivienda que se plantean en la Casa Consistorial. De llegarse a la sustitución,

los nuevos concejales comunistas no realizarían las mismas misiones, lo que supondría, de hecho, una

ruptura del pacto municipal de izquierda.

 

< Volver