Al requerimiento de varios políticos. 
 Fraga Iribarne responde notarialmente     
 
 Arriba.    26/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Al requerimiento de varios políticos

FRAGA IRIBARNE RESPONDE NOTARIALMENTE

MADRID. (Cifra.) - Don Manuel Fraga Iribarne respondió por vía notarial al requerimiento que, por este

mismo conducto, le fue formulado en relación a sus recientes declaraciones en torno al comportamiento

de determinados políticos españoles en sus desplazamientos al extranjero, y que éstos estimaron

ofensivas.

La respuesta notarial del señor Fraga Iribarne dice:

"1. Es un hecho público y notorio que desde hace años determinados partidos políticos y personalidades

españolas han hecho visitas y declaraciones en organismos internacionales cerca de Gobiernos extranjeros,

para que intervinieran y presionaran de diversos modos al Estado en relación con su propia estructura

constitucional y normativa legal.

2. En diversas organizaciones europeas, dichos partidos y personalidades actuaron de modo sistemático

para impedir que dichos organismos aceptaran al Estada español o negociaran con él determinados acuerdos.

3. El señor Fraga y otros muchos españoles opinan que tales acciones han perjudicado seriamente a España

como conjunto, viniendo a sumarse a las pugnas de intereses que siempre surgen en tales negociaciones

internas.

4. Que los comentarios hechos a representantes de la Prensa española en Luxemburgo no reflejaban solo la

opinión del señor Fraga, sino la que él recogió de diversos parlamentarios europeos, que le comentaron

lo mucho que habían apreciado una intervención patriótica por parte de unos políticos que ponían

claramente los intereses de España como nación antes que sus intereses de partido.

5. Que sus declaraciones mantienen el punto de vista de que utilizar para fines de lucha política

interior tales métodos, no sirven a los intereses de España y que constituyen un arma que muy pocos

políticos europeos se atrevieron a utilizar en relación con sus propios países.

6. Que no tienen acusaciones personales, por cuanto no ha asistido personalmente a ninguna de esas

gestiones; si bien, como se deduce claramente de los términos del requerimiento, es muy dudoso que las

gestiones de los declarantes hayan servido a los intereses de España, como se pretende.

7. Que no se considera obligado a formular ninguna otra declaración, y que mantiene el claro sentido de

sus palabras, lamentando que haya políticos españoles que sigan usando la política del veto para nuestro

Estado por medio de sus partidos homólogos en Europa, en lugar de resolver los asuntos internos y entre

españoles.» 

< Volver