Acción Regional ratifica su fusión con Alianza Popular  :   
 López Rodó, presidente del nuevo Comité Ejecutivo, rechaza la antigualla de un federalismo anacrónico. 
 Pueblo.    04/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Martínez Esteruelas, Fraga Iribarne y López Rodó, durante la asamblea celebrada ayer en Madrid, en la

que se ratificó la integración de Acción Regional en Alianza Popular. (Foto JUAN MANUEL)

ACCIÓN REGIONAL RATIFICA SU FUSIÓN CON ALIANZA POPULAR

López Rodó, presidente del nuevo Comité Ejecutivo, rechaza "la antigualla de un federalismo anacrónico"

MADRID. (Cifra.)— Acción Regional, partido que preside Laureano López Rodó, ha ratificado su fusión en

Alianza Popular, en el curso de la primera asamblea nacional del partido, celebrada ayer en Madrid.

El señor López Rodó, en su intervención en la asamblea, destacó el carácter regionalista, conservador

y humanista del partido, y afirmó que no basta con una mero descentralización administrativa y que cada

región debe contar con las instituciones adecuadas para poder ejercer las funciones autonómicas que le

corresponden.

Tras rechazar "la antigualla de un federalismo anacrónico» y reafirmar el apoyo a la Monarquía, criticó

los programas económicos de los socialistas y comunistas, que defienden «la abolición de la propiedad,

la nacionalización del crédito y la socialización del suelo y el campo".

«Ello quiere decir —afirmó— que en nuestro país el socialismo y el comunismo son primos hermanos. El

socialismo español es marxista, y se parece muy poco a los socialismos anticomunistas de Alemania,

Inglaterra y los países escandinavos.»

"No podemos consentir —añadió— que traten de imponernos esta dictadura, por muy disfrazada de

eurocomunismo que se nos presente."

Más adelante se refirió a la urgente necesidad de convocar las elecciones, ya que «los graves problemas

nacionales sólo pueden hallar solución en un Parlamento con "mayorías estables y coherentes".

Se refirió después a la "semana trágica" que acaba de vivir Madrid, que, a su juicio, responde a una

escalada terrorista planeada desde la lucha ideológica a la guerrilla urbana, y propugnó el

restablecimiento del principio de autoridad.

Por último, expresó su convencimiento de la necesidad de defender nuestras tradiciones, y atacó la

pornografía y el aborto.

Los diversos líderes de Alianza Popular se dirigieron también a la asamblea, que presidía José María

Gamazo.

Licinio de la Fuente dijo que los que atacan a Alianza Popular no tienen el valor de enfrentar sus

programas con los de A. P., o quizá carecen de ellos y lo que intentan es apoderarse del Poder.

Manuel Fraga Iribarne se refirió, entre otras cosas, a los problemas que tiene planteados la sociedad

española, entre los que citó el orden público, la potenciación económica, las autonomías regionales y

la erradicación de la pornografía.

Cruz Martínez Esteruelas denunció en su intervención las tentativas de separatismo, y Federico Silva

Muñoz expresó su enérgica protesta ante la campaña terrorista «orquestada en España por fuerzas

internacionales que pretenden beneficiarse del caos».

Al término del congreso fue elegido el nuevo Comité Ejecutivo, que preside Laureano López Rodó. Como

vicepresidentes figuran Fernando de Liñán. José María Gamazo, María Manglano, Torcuata Luca de Tena

y Juan Antonio de Valls. Fue elegido secretario general José María Ruiz Gallardón. 

< Volver