Autor: Cavada, Antonio G.. 
   Justicia social y política laboral     
 
 ABC.    01/10/1959.  Página: 15, 17. Páginas: 2. Párrafos: 14. 

FOTOGRAFIAS

JUSTICIA SOCIAL Y POLITICA LABORAL

HOY se cumplen los veintitrés años de la fecha en que Franco asumió la Jefatura del Estado español. En sucesivas fechas, de entonces acá, hemos Ido dando cuenta de las realizaciones llevadas a cabo por el régimen. Lo político, lo social y lo económico se entrelazan a través del tiempo en la vida de los pueblos modernos; mas por encima de todo se impone la justicia social d« que tanto se habla en estos últimos tiempos. Y habrá que convenir en que para que sea una realidad es imprescindible un sistema económicosocial impregnado de sentido humano. El régimen imperante Iq ha entendido asi, y por ello ha consagrado lo más feliz de su gestión & esa finalidad. Nuestra política laboral y de seguridad social, bien conocida dentro del país, ha saltado las fronteras y es seguida en el extranjero con verdadero interés. La presencia de España en gran número de organismos internacionales—£or ejemplo, eíi la Confederación

Internacional del Trabajo—-confirma plenamente cuanto decimos. En aquella ¿asamblea de tanto prestigio, el actual ministro de Trabajo, don I^ermín Sana Orrio, explicó en junio de! año que corre, ante los allí congregados, el estado actual de ´la legislación social española y la labor y los proyectos preparados para el futuro. Y sus palabras fueren oidas no sólo con expectación e interés, sino que merecieron un cálido homenaje de simpatía por parte de la asamblea. En este orden de la justicia social ha correspondido al señor Sana Orrio, desde que fue designado ministro de Trabajo, cumplir una nueva etapa, durante la cual lleva logrados empeñes de tanta monta como la ampliación de las prestaciones del Seguro de Enfermedad, extendiéndolo hasta los trabajadores eventuales del campo; la reorganización del Instituto Nacional de Previsión y áe los servicios de Mutualidades y Universidades Laborales, y, por último, en sus mano» está, la ingente empresa, del plan nacional de seguridad social, que ha permitido establecer un seguro total que lleva aparejado nada menos que el del paro involuntario.*

Es difícil sintetizar en breves cuartillas el volumen de esta labor, cuyos diversos aspectos tanto valor encierran. Por ello hemos de limitarnos a subrayar los extremos más notorios de estas medidas trascendentales para cuantos trabajan.

Las Mutualidades y Universidades Laborales creadas por el régimen se han afianzado en el curso de esta nueva etapa y su funcionamiento ha llegado a la perfección y a la máxima eficacia. Están en marcha, los convenios colectivos a traves de un instrumento poderoso y eficiente: los Sindicatos, que cólaboran entusiásticamente «on el Gobierno al abrir sus puertas de par en par a cuantas demandas, inquietudes y aspiraciones plantean empresas o trabajadores.

Al -mismo tiempo se ha Ido buscando la paz y la unidad entre toa hombres y las clases de España mediante los convenios colectivos, por un lado, y los economatos laterales y las retribuciones voluntarias, por otro, con vistas a.obtener la, mejora económica de los trabajadores y la potenciación de los salarlos, dotándolos de mayor capacidad adquisitiva real, sin el espejismo de subidas que han de repercutir forzosamente en los precios. Es decir, ee desea algo regulador que, en definitiva, nivele y «suelva realmente los complejos problemas de.salarlos y precios.:

Las Mutualidades nacionales agrupan .un total de 220.000 empresas con 2.500.000

trabajadores .afiliados. Las Mutualidades de empresas se elevan a treinta, que cuentan con 72.OOO afiliados. Las provinciales son 5.300, en las que figuran 65.000 trabajadores,

EFICACIA DE LAS UNIVERSIDADES LABÓBALES

Las Universidades Laborales existentes, obra decidida y ¡entusiasta del ex ministro don José Antonio Girón, están enclavadas en Córdoba, Gijón, Sevilla y Tarragona, y merced & las disposiciones dictadas por su sucesor, señor Sanz Orrio, cuentan ya con! su estatuto docente, gozan de plena. Investidura Jurídica, garantía de definitiva permanencia y continuidad, y, por otra parte, disponen de su "estatuto patrimonial. Su misión queda perfectamente definida: capacitar profesional y ´técnicamente a los trabajadores españoles

f elevar su total formación cultural y humana, para hacer posíble su acceso a cualquier puesto social.

El señor Sanz Orrio se ´ha preocupado por el perfeccionamiento de esta obra extraordinaria, y durante el curso 1959 las citadas universidades han tenido 3.603 alumnos internos, 977 mediopensionistas y 260 externos. Está previsto que puedan albergar basta 14.000.

En las citadas Universidades ae cursa el bachillerato laboral, qu« puede ser industrial y agricola. Realizados estos estudios, si los alumnos demuestran capacidad y vocación pueden acceder a cualquier carrera universitaria como ^becarios, o sea, con ¡a misma gratuidad, y¿ además, si lo desean, pueden profesar COMO sacerdotes o religiosos.

Por lo demás, -figuran en las normas del desarrollo de testas´ Universidades enseñanzas no regladas con objeto de disponer de un grupo de «especialízados y técnicos y expertos >ju« puedan prestar servicio. en empresas de carácter agrícola e industriad

En régimen de internado se dan cursos de capacidad social « los trabajadores adultos, hasta el extremo de que ´han pausado dichos cursos 3.801 trabajadores, con una modalídad para las nuevas convocatorias que consiste «n la formación político-social para aprendices,

Tambien la mujer se ha incorporado con gran brillantez a los cursos de capacitación social.

No puede resultar, por tanto, más trascendental y de mayor interés la labor docente y cultural de las Universidades de que nos ocupamos y el afán del ministro del Trabajo de cuidar de su desarrollo y feliz cometido.

Tales, a grandes rasgos, la ´gran tarea qu« él Ministerio del Trabajo y su titular, con sus colaboradores, dentro del Gobierno- y en el propio departamento, tienen sobre sí y llevan adelante, en -una conjunción de esfuerzos que conduzcan al logro de la ´más perfecta justicia.social es beneficio de todos los trabajadores españoles.

A. G. C.

FOTOGRAFIAS

 

< Volver