La prensa norteamericana elogia la decisión de Eisenhower de visitar a Franco  :   
 Asegurará el ingreso de España en la O.T.A.N. Y el Mercado Común, escribe el New York Mirror. 
 ABC.    29/11/1959.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LA PRENSA NORTEAMERICANA ELOGIA LA DECISION DE EISENHOWER DE VISITAR A

FRANCO

"Asegurará el ingreso de España en el O. T. A. N. y el Mercado Común",escribe el "New York Mirror"

Washington ´28.. Periódicos de Washing-ton, Nueva York, Pittsburgo y otras ciudades han elogiado la

decisión del presidente Eisenhower de visitar al Generalísimo Franco el mes próximo. Un editorial del

grupo de periódicos Hearat dice que la visita de Eisenhower a Franco "significará el mejoramiento de las

relaciones hispano-norteamericanas y pondrá de relieve la importancia de España en el campo de la

defensa europea contra la agresión comunista".

El New York, Mirror, por su parte, en otro artículo editorial, dice que la visita de Eisenhower a España

"podría borrar el tradicional, antifranquismo de cierto numeró de naciones occidentales. Por lo tanto, la

inclusión de España en el Mercado Común y en el O. T, A. N. quedaría asegurada". El editorialista agrega

que "esta visita podría desanimar a los elementos revolucionarios que tratan de derrocar un régimen que

es, según palabras de un funcionario norteamericano, especialmente anticomunsita y amistoso hacia

Occidente".

El diario News, and Courier, de Charles-ton (Carolina del Sur), en uno de sus últimos editoriales, escribe

por su parte que la visita de Eisenhower a España "indudablemente provocará la cólera de "los liberales".

"Durante un cuarto de siglo los izquierdistas-agrega—han odiado a los "rebeldes sepañoles" que tuvieron

la audacia de vencer a un régimen controlado por los comunistas."

"España—agrega el mismo periódico:—es una nación cristiana y anticomunista. El general Franco ha

dado a los Estados Unidos el privilegio de construir bases aéreas y navales en territorio español y esto es

suficiente para que el presidente se reúna en cordiales términos con el Jefe del Estado de aquella nación

aliada. Y lo que más destruye los argumentos de los "liberales" es que no protestan en absoluto contra la

visita del presidente a la sede central del comunismo, donde su huésped, Kruschef, es un dictador con el

más sangriento pasado."—Efe.

 

< Volver